Con el ritmo de vida que llevamos no solemos tener tiempo para preparar recetas muy elaboradas. En Bosch estamos convencidos de que rapidez no está reñida con platos sanos, saludables y sabrosos. Hemos elaborado una lista de recetas en las que el tiempo no será más un problema para sorprender a quién quieras con platos increíbles.

Tortipizzas:

Con un par de tortitas de trigo o de maíz, tomate frito, queso mozzarella e ingredientes como champiñones y jamón serrano puedes hacer falsas pizzas la mar de ricas. Pon todos estos ingredientes en las tortitas, mételo en el horno y cuando veas que el queso está derretido, sácalas. Un pequeño chorrito de aceite por encima y a disfrutar de esta receta tan fácil y tan apetitosa.

Hojaldre de solomillo:

Esta receta es de las más fáciles y con la que más sorprenderás a tus invitados. Solo necesitas una masa de hojaldre (la venden en cualquier supermercado), un solomillo de cerdo (suele costar unos 3 o 4 € más o menos) y una lata de paté. Lo único que tienes que hacer es sellar el solomillo en la sartén. El control de temperatura del aceite de nuestras placas es muy útil, cuando enfríe un poco lo untas en el pate y lo envuelves todo en la masa de hojaldre. Píntalo con un huevo batido para darle color y mételo en el horno. ¡A disfrutar del manjar!

¡Y ahora vienen los postres! Os damos dos sencillas y buenas recetas para terminar bien la comida:

Brownie al microondas:

Que sí, que aunque parezca raro realizar un brownie en el microondas, ¡es posible! Aquí te contamos como preparar esta deliciosa receta en la que además de quedarte un postre riquísimo no te llevará más de 10 minutos.

Plátano helado con chocolate:

Este postre es el mejor si quieres que los niños coman fruta de una manera divertida. Lo único que necesitas son plátanos y chocolate negro para fundir. ¡Ah! Y unos palitos de madera para poder comerlos mejor.

Pela los plátanos, córtalos en tres o cuatro partes. Inserta un palo en cada parte y ponlos en un plato con papel de aluminio. Mételo en el congelador durante unos 15 minutos. Mientras, derrite el chocolate al baño maría, cuando esté derretido saca los plátanos del congelador y báñalos en el chocolate. Deja que se solidifique en una bandeja y ¡al rico plátano!

Apunta estos platos en tu recetario para tenerlos a mano siempre que los necesites, y cuéntanos los platos rápidos que preparas cuando te apetece comer algo saludable pero dispones de poco tiempo. Entre todos iremos coleccionando recetas en #cocinaconBosch.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.