En muchas ocasiones el humo se convierte en un pinche más en la cocina, o en un ingrediente extra con el que tienes que cocinar y no te lo esperabas.

La principal solución, y tu mejor aliada para cocinar sin humos, es la campana de cocina. Sí, sí lo sabemos. Hay veces que te olvidas de encenderla y sólo te acuerdas de ella cuando la cocina está envuelta de humo, o la utilizas únicamente como iluminación, pero no como una campana extractora.

Actualmente existen algunas soluciones para cocinar sin humos, más allá de, obviamente, encender la campana extractora.

1. Enciende la campana antes de cocinar, y no la apagues justo al terminar.

Reconócelo, no siempre enciendes la campana a la vez que la placa. Para que no se acumule humo, es importante encender la campana antes de empezar a cocinar para que el aire empiece a circular. A la hora de apagarla, espera un par de minutos.

Con la campana es posible cocinar sin que haya humo en la cocina.

En las campanas Bosch el sistema de desconexión automática temporizada te ayudará a eliminar el humo y olores residuales que quedan después de cocinar, ya que la campana se apaga automáticamente transcurridos 10 minutos.

2. Selecciona la potencia correcta de la campana de cocina.

Campanas de cocina potentes

Somos conscientes, a veces es complicado acertar con el nivel. Por eso en nuestras campanas de isla, campanas de pared y campanas telescópicas hemos incorporado el sistema EcoSensor. Este sensor mide la densidad y la calidad del humo en cada momento para ajustar el nivel de potencia de la extracción para que sea el idóneo. Ni demasiado potente, ni demasiado flojo.

3. Limpia los filtros de la campana.

La grasa que se acumula en el interior y en los filtros de la campana hace que la extracción no sea tan eficiente. Por eso, deberás limpiar los filtros de la campana cada dos meses. Si eres algo olvidadizo, el indicador electrónico de saturación de filtros de tu campana Bosch te avisará mediante una señal acústica y/o visual para que laves o cambies los filtros. De este modo la campana siempre estará en perfecto estado para que tú puedas cocinar sin humos.

4. No dejes que se queme el aceite

El aceite quemado produce humo. No te despistes y pon los ingredientes en la sartén en el momento adecuado. Si tienes dudas, selecciona el control de temperatura del aceite que te avisa cuando en la sartén se alcanza la temperatura para añadir los ingredientes. De este modo, el aceite no se quema, y cocinarás con muchos menos humos.

Cocinar en el horno para no tener que limpiar

5. Usa el horno

El horno es tu mejor aliado si quieres que nadie se entere de que has estado cocinando. Además de hacerlo sin humos, no tendrás que limpiar la cocina.

¿Tienes algún otro truco para cocinar sin humos? Compártelo con nosotros en los comentarios.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.