¿Tienes pensado qué vas a cocinar estas Navidades? Puede que vayas de invitado a todas las comidas, o que te toque ser el anfitrión. En este caso nuestra recomendación es que para una celebración tan especial prepares cabrito al horno con patatas.

El cabrito es la cría de la cabra desde que nace hasta que deja de mamar. Se caracteriza por ser jugosa y tierna. Aunque es un animal pequeño, puede llegar a tener hasta un 10% de grasa, lo que sin duda nos viene muy bien para asar. La grasa hidrata la carne y una vez hecha la pieza, se puede retirar fácilmente antes del emplatado.

Otras opciones que tienes para hacer un asado son el lechal o lechazo y el ternasco.

Cuando estés en la carnicería, si tienes pensado hacerlo al horno, elige la espalda, paletilla o la pierna porque son los mejores cortes para asar.

Asado al horno con guarnición de patatas

Ha llegado el momento de hacer el asado para la comida de Navidad. Ten a mano estos consejos porque empezamos a cocinar.

  • Unta las piezas de carne con aceite aromático. Previamente deberás mezclar aceite junto con unas hojas de tomillo y romero. De este modo, estarás cubriendo la piel para que quede crujiente, y también le aportarás sabor a la pieza de carne. Repite este paso varias veces para que la piel adquiera un tono tostado.
  • Pon los ajos en camisa, es decir, en la bandeja con piel. De este modo se confitan y aportan sabor al jugo que se forma del agua o el vino blanco, las especies y la propia grasa que suelta la carne.
  • Añade agua o vino blanco en la bandeja de asar para hidratar la carne; así quedará jugosa.
  • Hornea a baja temperatura, a unos 150ºC y confía en la termosonda PerfectRoast de tu horno Serie 8 que mide la temperatura de forma precisa en 3 puntos del alimento. De este modo, cuando en el centro se alcanza la temperatura perfecta, el cabrito está listo, y el horno se apaga automáticamente.
  • Cuando el cabrito esté listo, pon el grill durante 10 minutos para que se termine de dorar la piel y al comerla esté crujiente.
  • Asa las patatas a la vez que la carne. Para esto tienes varias opciones, ponerlas en el fondo de la bandeja y encima poner el cabrito. Así, se confitarán y cogerán los sabores de la carne. También puedes asarlas en otra bandeja con aceite si tienes uno de nuestros hornos con sistema de calentamiento 4D Profesional que te permite hornear simultáneamente en 4 niveles y conseguir resultados perfectos. Además, puedes colocar las bandejas en los niveles que quieras, por lo que no tendrás que preocuparte por si lo estás haciendo bien. Lo pongas donde lo pongas, te va a salir un asado excelente.

En los hornos Serie 8 de Bosch puedes asar la carne y que te quede jugosa

Si es la primera vez que te atreves con este plato, te recomendamos que elijas una de las recetas que hemos preparado junto a Sergio y Javier Torres, en Torres en la Cocina. Puedes hacer una paletilla de cabrito lacada, una paletilla crujiente cambiando el cochinillo de la receta por cabrito, y si te gusta la miel, aprovecha la elaboración de esta receta de costillar al horno con miel.

También puedes hacer cabrito lechal al horno con limón añadiendo zumo al agua del asado, o macerarlo con especias y vino blanco. O la receta más tradicional que consiste en untar con aceite especiado la carne y asarla en el horno con patatas.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

2 Comentarios

  1. Sara

    Buenas noches,
    Llevo utilizando hace 3 meses mas o menos un lavavajillas Bosch y no estoy del todo satisfecha.
    El programa economico dura 3 horas largas y lo peor de todo es que la vajilla y la bandeja arriba de los cubiertos duelen salir mojados.
    Es el cuarto lavavajillas que utilizo y es la primera vez wue me pasa esto.
    Estoy haciendo algo mal, o puede ser debido a algun fallo?

    Espero vuestras noticias.
    FELIZ NAVIDAD!

    Sara,

    Responder
    • Tu equipo Bosch

      Hola Sara, gracias por contactar con nosotros. Los lavavajillas actuales alargan los tiempos de lavado para minimizar el consumo de agua y energía, es igual que un coche, cuanto más corre más gasta. por ello, el programa Eco es con el que obtendrás mejores resultados y un consumo más bajo, tienes más información aquí http://innovacionparatuvida.bosch-home.es/crees-que-los-programas-mas-largos-son-los-que-mas-consumen. Para el secado es muy importante usar abrillantador y tenerlo ajustado correctamente así como abrir la puerta del lavavajillas una vez se ha terminado el lavado, así se evita que el vapor del lavado se condense y deje la vajilla húmeda. El lavavajillas seca por condensación, la humedad contenida en el aire se condensa en las paredes interiores, resbala de las mismas y es evacuada con la bomba de desagüe. Es por esto que es inevitable que haya gotas de agua en el interior de la cuba. También hay que tener en cuenta que el plástico posee una menor capacidad de acumulación del calor y por eso tiene peores propiedades de secado. Esperamos haberte ayudado, estamos a tu disposición ¡Feliz Navidad! Tu equipo Bosch

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.