¿Sabías que existen un montón de tipos de ajos? Seguramente sólo has utilizado uno o dos tipos de ajo en tu cocina, pero debes saber que hay muchas variedades que se diferencian no sólo por su sabor, sino también por sus propiedades y posibles usos.

Ajo blanco

El ajo blanco es el más utilizado en cocina

Es el ajo de toda la vida y el que seguramente has usado siempre en la cocina. Los dientes del ajo blanco son carnosos y están cubiertos de una envoltura casi plateada. Suele tener más dientes que otros tipos de ajo y se conserva muy bien.

Para pelarlo, se recomienda chafar cada diente por separado con un golpe seco para que salga la piel. Sin embargo, si quieres pelar muchos dientes de ajo en pocos segundos, puedes probar este truco:

Cómo pelar ajos

Ajo morado

El ajo morado tiene un sabor suave

Junto al ajo blanco, el ajo morado es uno de los más suaves y por eso es de los más utilizados en todo tipo de cocina. Su envoltura exterior es blanca, pero adquiere un tono característico debido al interior, que es rojizo. El ajo morado madura antes que el blanco y tiene los dientes más grandes.

Ajo Castaño

De envoltura castaña, bulbo blanco y cuello duro por el tallo floral. Es una de las variedades de sabor más suave junto con el ajo blanco y el morado.

Ajo Rosado

También conocido como ajo de bruja o de culebra, el ajo rosado tiene un sabor fuerte y se suele consumir sin piel, ya sea crudo, hervido o frito. Se caracteriza por tener un color rosa muy llamativo.

Ajo Violeta

El ajo violeta tiene un sabor fuerte.

Igual que el ajo rosado, el ajo violeta tiene un sabor fuerte, resiste muy bien a la humedad y puede encontrarse de varias formas: verde, seco o semi-seco.

Ajo colorado

Sus dientes son de un tono entre rojo y marrón, y su piel es blanca. También tiene un sabor fuerte y su cuello es muy duro porque lleva en su interior el tallo floral.

Ajo Negro

El ajo negro es el ajo blanco fermentado

En realidad el ajo negro no constituye una variedad natural de ajo, sino que se trata de ajo blanco fermentado. ¿Cómo se consigue? Dejando envejecer el ajo blanco a temperaturas altas durante un mes, de forma que se produce una fermentación que le da un color oscuro, una textura más suave y un sabor dulce y balsámico que recuerda al regaliz.

Ajetes tiernos

Ajete tierno

Los ajetes tiernos son, sencillamente, ajos poco madurados que se han recogido antes de tiempo. Son más suaves y jugosos y se utilizan sobre todo en tortillas, revueltos y guisos.

¿Cómo integrar el ajo en nuestra dieta?

El ajo es un alimento muy sano porque, aunque apenas tiene calorías, posee un elevado valor nutritivo. En concreto, es muy rico en vitamina C, vitamina B6 y manganeso. Además, contiene antioxidantes que protegen el cuerpo del envejecimiento y ayuda a reducir el colesterol y la presión arterial. También es diurético y se cree que ayuda a curar los resfriados.

Existen diversas formas de incluirlo en nuestra alimentación. Tradicionalmente se utiliza para dar sabor en asados de carne  y pescado o en sopas frías y calientes, pero también se puede tomar como aderezo en las salsas, integrado en el pan en un sabroso pan de ajo, confitado para añadirlo a la ensalada, o simplemente crudo y picado con aceite de oliva.

 

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

2 Comentarios

    • Tu equipo Bosch

      ¡Muchas gracias José por tu apreciación! Comentarios como el tuyo nos ayudan a mejorar el contenido de nuestro blog 😀 Un saludo.

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.