Tu horno Bosch y tú sois inseparables. Con el asistente de cocinado Assist os habéis convertido en la pareja culinaria perfecta y creáis recetas deliciosas. Así que podemos imaginar cómo entrarías en pánico si le sucediera algo.

Pero, espera. Las averías técnicas de tu horno a menudo pueden arreglarse fácilmente. A continuación, te mostramos algunas de las más corrientes, aunque puedes informarte sobre otras consultando el manual de instrucciones. Recuerda que, si quieres que tu horno funcione siempre como el primer día, es importante que lo uses y lo cuides de la manera correcta.

Horno Bosch

  • Una de las grandes características de nuestro horno Serie 8 es su mando circular, que puedes manejar con tan sólo un dedo. ¿Sabes cómo funciona? El mando puede extraerse del panel, por eso no debes preocuparte si se sale. Sólo tienes que volver a colocarlo en el soporte y apretarlo hasta que encaje y vuelva a girar con normalidad. Aun así, te aconsejamos no extraerlo con mucha frecuencia para que el soporte permanezca estable.

Si el mando circular no gira fácilmente significa que hay suciedad depositada debajo. Para desencajarlo, tira del mando hasta sacarlo del soporte, o presiona en el borde exterior hasta que se incline y pueda cogerse con facilidad. Puedes limpiar tanto el mando como el soporte utilizando una bayeta con agua y jabón, y secándolos después con un paño suave. Es importante que no utilices productos afilados o abrasivos, y que no pongas el mando a remojo o en el lavavajillas.

Electrodomésticos Bosch

  • No te preocupes si observas que durante la cocción al vapor se genera mucho vapor. El horno se calibra de forma automática, y éste es un proceso normal. Si se produce de forma continuada es que los tiempos de cocción son demasiado breves y el horno no tiene tiempo para calibrarse. En ese caso, deberías restablecer los ajustes de fábrica en el horno y repetir la calibración.
  • En el display aparece el mensaje ‘Llenar depósito de agua’, pero ya está lleno. Hay diferentes posibles causas para esto:
  1. La moldura está abierta, así que deberías cerrarla.
  2. El depósito no está encajado. Simplemente deberías encajarlo correctamente.
  3. El sensor está defectuoso. Debes avisar al Servicio Oficial Bosch.
  4. Si se ha caído, las piezas del interior se han aflojado y puede perder agua. Deberías solicitar un depósito nuevo.

Display horno Bosch

  • El horno no calienta y en la pantalla aparece el siguiente símbolo:

Modo demo

Lo que eso significa es que está en marcha el modo Demo. Para desactivarlo, desconecta brevemente el horno de la red, o sea, desconecta el fusible de la caja de fusibles. A continuación, desactiva en los ajustes básicos el modo Demo en un margen de 3 minutos.

  • ¿Las teclas parpadean? Tranquilo, es normal. El vapor produce agua condensada que se queda detrás del cuadro de mandos. En cuanto se haya evaporado, las teclas dejarán de parpadear.
  • Si tu horno necesita una descalcificación y no ha aparecido el aviso previamente, probablemente la dureza del agua ajustada es demasiado baja. Deberías realizar la descalcificación y, a continuación, comprobar el grado de dureza del agua ajustado y adaptarlo si es necesario.

 

Y, si tu horno está estropeado y no puedes arreglarlo en casa, contacta con el Servicio Técnico Oficial para que lo solucionen cuanto antes.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.