¡Ay la Navidad! La época más bonita del año, el cariño de la familia, la ilusión de los regalos…y comida, comida y más comida. Todos nos proponemos empezar el nuevo daño con una dieta equilibrada y una rutina de ejercicio….pero la mayoría nos damos por vencidos en febrero.

Si quieres empezar el año sin romper ningún propósito y sin esos molestos kilos de más, sigue los siguientes consejos para evitar los excesos navideños en tu dieta durante estas fiestas.

Los entrantes, la gran trampa: A todos nos ha pasado, llegamos a la cena con hambre acumulada y atacamos a los primeros platos, los entrantes (embutido, panes, salsas, fritos…) que son una trampa para nuestro cuerpo, ya que al contar con un gran porcentaje de grasa y calorías, nos sacian y además de engordarnos no nos dejan disfrutar del resto de platos.

Evita abusar de los entrantes tomando algún tentempié ligero antes de la cena para llegar con menos hambre a la cena y así comer menos. También puedes alternar este tipo de entrantes con otros más ligeros como estos aperitivos fáciles que puedes preparar con tu robot.

Si no quieres renunciar a disfrutar de los fritos puedes probar el control de temperatura de nuestras placas que avisan cuando la temperatura del aceite es la adecuada para cocinar y evitar así un exceso de aceites y grasas en las comidas.

Carnes y pescados, el plato fuerte: Es imposible no querer disfrutar de las especialidades de cada casa, las carnes y pescados. Al tratarse de proteínas su consumo puede ser mayor que el de los entrantes (que tienen un mayor contenido en grasa) pero no conviene abusar de las guarniciones, salsas y aderezos que acompañan a estos platos, ya que es ahí donde encontramos el mayor porcentaje calórico.

Si evitas estos acompañamientos puedes repetir con las carnes y pescados si están cocinados en uno de nuestros hornos   porque cocinar al vapor es una de las opciones más sanas y sabrosas. Se conservan las vitaminas, minerales y sabor auténtico por lo que podrás repetir tantas veces como quieras.

Los postres, la gran tentación: ¿Qué es de la navidad sin los postres? No hay nada como los tradicionales turrones que puedes hacer en casa, polvorones y galletas de jengibre y canela para disfrutar de la navidad. Además, ¿quién puede decirle que no a los mazapanes de la abuela?

Si no quieres renunciar a ellos y a la vez no cometer excesos en estas fiestas debes equilibrar la ingesta de postres. Prueba un poco de cada uno y utiliza siempre que puedas sustitutivos del azúcar como la stevia y leches descremadas en su preparación.

Ahora ya conoces todas las claves para hacer tus comilonas navideñas más equilibradas y empezar el nuevo año con los mejores propósitos, los realistas. Así que solo nos queda desearte que disfrutes de las fiestas junto a los tuyos y los mejores manjares ¡Feliz Navidad!

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.