Ahora más que nunca, podemos afirmar que esta expresión es cierta. Según una publicación de Flavour Journal, diario online especializado en estudios relacionados con nuestra percepción de los sabores, nuestra experiencia gustativa cambia en función de la vajilla o de la cubertería utilizada.

Así, los postres servidos en plato blanco y redondo o negro y cuadrado, se perciben más dulces y sabrosos, al igual que si son degustados con cubiertos pequeños. Otro dato curioso es que nos resultan más atractivos los alimentos servidos sobre recipientes pesados como son la cerámica o el cristal. También acostumbramos a experimentar un “efecto Pavlov” con nuestra vajilla. Si normalmente comemos las natillas en un cuenco de barro, cualquier receta servida en este recipiente, nos sabrá más dulce.

Como dicen en Oído cocina, al final, el sabor del plato depende de la cuchara con la que se come. Y por eso, en Bosch te recomendamos los lavavajillas con VarioSpeed, porque no solo cuidan tu vajilla, sino que además lo hacen en la mitad del tiempo. Para que nunca eches de menos tu cuchara favorita : )

 

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.