Desde la última década vivimos en una continua necesidad de ahorro económico y energético. Por suerte, hemos sido capaces de establecer nuevas maneras más eficientes de hacer las cosas. Y tus electrodomésticos y tú podéis también generar una economía y un medioambiente sostenibles desde casa.

¿En qué momento del día utilizas tus electrodomésticos?

El consumo de electricidad no cuesta lo mismo durante todo el día. Como es lógico, la franja más barata es la nocturna, pues el uso de electricidad no es habitual teniendo en cuenta que estamos durmiendo.

Sabemos que hay electrodomésticos con los que no tienes opción para elegir, como sucede con el horno, que usas a la hora de las comidas, o el frigorífico, que es el único que permanece 24 horas encendido. Pero, ¿has pensado en la lavadora y el lavavajillas? Además, si tienes un electrodoméstico con motor silencioso, como el EcoSilence, no tendrás que preocuparte por el ruido.

Saca el máximo partido a la capacidad.

Debes poner fin a las coladas de dos pantalones y dos camisetas. Piensa en la cantidad de prendas que caben en el tambor de la lavadora… ¡hasta 9 kilos!

Te animamos a que acumules la ropa suficiente como para llenar (sin pasarse) la lavadora. Ese pequeño gesto hará que ahorres unos cuantos ciclos. Y si estás pensando en cambiar de lavadora, te recomendamos una que se autodosifique. Podrás ahorrar 7.000 litros de agua al año y un 30% de detergente.

En el caso del lavavajillas también ocurre algo similar. ¿Cuántas veces lo has puesto con 5 platos y 3 vasos? Deberías esperar a llenarlo del todo y, si vives solo y no paras demasiado por casa, puedes utilizar la función Media Carga. Además, quizá te interese un lavavajillas de 45 cm. Y si todavía sigues lavando los platos a mano, deberías saber que gastas 30 litros más de agua que en un lavavajillas.

Lavavajillas Bosch

Lo mismo te recomendamos con el horno. Siempre que puedas, cocina a varias alturas para aprovechar toda la energía en un mismo menú.

La etiqueta energética.

Algo fundamental en el ahorro de tus electrodomésticos es la clasificación energética que tengan. Este etiquetado se encarga de informar sobre el consumo de energía del electrodoméstico, además de otros datos como el nivel de ruido, la eficacia en cuanto a lavado y secado, su ciclo de vida…

Por ejemplo, nuestras mejores lavadoras consumen un 30% menos que las lavadoras A+++, lo que significa que puedes ahorrar 360 € de agua y energía al año. No te engañes, un electrodoméstico con la máxima certificación energética es una inversión de futuro.

Otros pequeños trucos.

  • Cuando pongas la lavadora, trata de usar los programas cortos y lava en frío siempre que puedas.

Bosch lavadora

  • ¡Cuidado con el modo stand by de algunos electrodomésticos! Si apagases todos esos aparatos que sueles dejar en espera, ahorrarías un 10% de tu consumo total.
  • No abras la puerta del horno durante la cocción. Cada vez que lo haces se pierden de 25 a 50 grados de temperatura. Intenta ver si el alimento está hecho mirando a través del cristal.
  • ¿Has cambiado las bombillas tradicionales por unas de bajo consumo?
  • Recuerda desenchufar todos aquellos aparatos que no estés usando.
  • Si en lugar de un baño te das una ducha, ahorrarás agua, lo cual es genial para tu factura y para el medioambiente.
  • Muchas veces dejamos luces encendidas en lugares de la casa donde no estamos. ¡Apágalas!

Esperamos que notes la diferencia. Recuerda que todo cuenta.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.