Es hora de aspirar el coche. Ya no hay escusas que valgan ni lavados exteriores que nos salven. La arena de la playa, el barro de las botas de montaña, las excursiones al campo, las migas de los alimentos de los niños… todo esto se va acumulando en el interior y es hora de limpiar el coche a fondo.

Aspirar el coche es una de esas tareas que dan pereza. Para hacerla más llevadera, ponte un poquito de música y, también, es imprescindible contar con un aspirador de mano. A poder ser, con batería, para evitar que el cable nos moleste o nos dificulte el proceso. De esta manera, al tener un tamaño compacto, conseguiremos total libertad de movimiento para llegar a todos los rincones.

aspirador de mano

Una vez tengamos el aspirador de mano y una buena dosis de motivación, ya podemos empezar a aspirar el coche. ¡Descubre cómo hacerlo paso a paso!

1.- Retiramos todos los elementos que molesten: llaves, monedas, gafas de sol… sobre todo, aquellos de pequeño tamaño que puedan pasar por la boquilla del aspirador. Ya de paso, hacemos limpieza de todo aquello que no necesitemos 😉

2.- Sacamos las alfombrillas: para facilitar el proceso de aspirado, retiraremos todas las alfombrillas. Y, ya que están fuera, aprovecharemos para limpiarlas y aspirarlas. En los túneles de lavado existen máquinas especiales para limpiar alfombrillas, si no disponemos de una, podemos aspirarlas.

3.- Primera ronda: aspiramos el coche de manera superficial. En función de la cantidad de suciedad que tengamos que aspirar, haremos dos rondas. La primera de ella, más superficial. Consejo Bosch: podemos poner una media en la boquilla que nos sirva de filtro para recoger objetos pequeños, como pendientes, monedas… que se nos hayan podido caer entre los asientos. Si se cuela algo, al tener depósito desmontable y extraíble, podremos recuperarlo.

aspirar_el_coche

4.- Segunda ronda: aspiramos más en profundidad. Empezaremos desde los asientos traseros hacia los delanteros. Es importante llevar un orden para no dejarnos ningún rincón. Por ejemplo, empezar aspirando por la bandeja trasera, los laterales de los asientos con la boquilla para juntas, la parte central de los asientos y terminar en el suelo.

5.- Finalmente, limpiamos el salpicadero y el interior de las puertas con un paño, o producto específico para salpicaderos, para terminar de limpiar el polvo que hayamos podido levantar durante la limpieza.

¿Sabías que también podemos aspirar líquidos? Para aquellas ocasiones en las que se nos ha caído un poquito de agua o el zumo de los niños por la alfombra, algunos aspiradores de mano incluyen una boquilla especial para recoger pequeñas cantidades de líquidos.

aspirar líquidos

Y si además quieres ahorrar espacio, existen aspiradores 2 en 1: aspirador sin cable para casa y aspirador de mano para llegar a cualquier lugar… ¡en casa y en el coche todo limpio!

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.