Con el calor de estos días, nada mejor que preparar un té frío para relajarse y refrescarse al mismo tiempo. Después del agua, el té es la segunda bebida más consumida en el mundo, ya que no sólo calma la sed, sino que permite disfrutar de miles de sabores diferentes.

CómoPreparaTéVerde_Bosch¿Sabías que es el remedio más natural contra el proceso de envejecimiento y es un gran aliado de nuestras defensas? Por ello, es una de las medicinas naturales más utilizadas para tratar dolencias de carácter leve o sintomático.

Como en tantas otras ocasiones, la cultura oriental es la encargada de hacernos llegar esta sana bebida hasta nuestros hogares. Los chinos y los japoneses son auténticos expertos en los diferentes tipos de cultivo de esta planta y consiguen sacarle el máximo partido.

Nosotros hemos adoptado esta milenaria tradición y tenemos las mejores herramientas para preparar té frío de la manera más rápida, sencilla y refrescante: ¡un hervidor de agua, un frigorífico y un congelador! ¿Te animas a probar nuestras deliciosas variedades…que te dejarán helado?

 

Té blanco

El té blanco es uno de los antioxidantes más potentes de la naturaleza. Su sabor es suave y aromático, ya que se prepara con los brotes más jóvenes de las hojas que están naciendo. La temperatura ideal para preparar este delicado té es a 70ºC durante 6 u 8 minutos. ¿Sabías que es rico en vitaminas E y C? Por ello, es la variedad de té con mayores propiedades antioxidantes.

CómoPrepararTéBlanco_BoschTé verde

El té verde es un gran estimulante, un aliado para mejorar la circulación y para ayudarte a adelgazar. Además, suele ser uno de los favoritos debido a su particular sabor. A la hora de comprar té verde, es muy importante tener en cuenta la procedencia. Los de mejor calidad son los de Japón y China, como cunas de esta bebida oriental.

Para conseguir los mejores aromas del té verde, debes calentar el agua a 80ºC durante 2 o 3 minutos. Con temperaturas por encima de los 80º C conseguirás diferentes sabores del té.

CómoPrepararTéHeladoLimón_Bosch

Té negro

Las variedades más frecuentes del té negro son el Assam, Ceylan o Darjeeling. Para prepararlos, el agua debe estar a 100ºC. Esta especialidad es conocida por sus propiedades para ayudarte a luchar contra la somnolencia tan típica de las mañanas. También es un gran potenciador de la actividad intelectual. Para preparar un té negro tienes que llevar el agua al punto de ebullición (100ºC) y dejar reposar unos 4 o 5 minutos en la tetera en función de si te gusta más suave o más fuerte.

Consejo Bosch: Si quieres crear otra variedad, añade el zumo de 1 o 2 limones. También puedes mezclarlo con zumo de manzana, licuado previamente con una licuadora. Una parte de zumo de manzana por cada tres partes de té negro.

TéVerdeLimón_Bosch

¿Ya sabes qué variedad vas a elegir? Falta lo más importante: ¡enfriarlo! Después de preparar el té en el hervidor, necesitas pasarlo a una jarra, que deberás guardar en el frigorífico hasta que esté bien fría. Otra opción es añadir hielos en el mismo vaso donde vayas a servir el té. ¿Qué te parecen estos hielos aromatizados? ¡Un toque de imaginación para preparar té frío!

Y, si además quieres sorprender este verano con otra bebida, ¡no te pierdas este post de bebidas refrescantes!

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.