Nuestro cuerpo, en la edad adulta está compuesto por un 65% de agua, aproximadamente. En el caso de los niños, es de un 75%, especialmente al nacer y en las edades más tempranas. Para mantener estos niveles, es muy importante ingerir de 2 a 3 litros de agua al día. Según el Instituto de Investigación Agua y Salud, para las mujeres de 19 a 70 años, la ingesta diaria de agua debería ser de 2,2 litros de agua al día, mientras que en el caso de los hombres, la recomendación son 3 litros diarios.

Para conseguir esto, además de comer fruta y otros alimentos ricos en agua que absorbe nuestro organismo, es también necesario beber, simplemente, agua. Esta agua que bebemos, ¿es mejor fría, templada o caliente? La respuesta es muy sencilla, dependerá de la situación. Sigue leyendo para descubrirlo.

¿Cuándo es mejor beber agua fría?

Después de practicar deporte, los expertos recomiendan beber agua fría ya que nos ayuda a regular la temperatura de nuestro cuerpo, que por el ejercicio, es más alta de lo habitual.

A su vez, nos hidrataremos con más rapidez aprovechando la velocidad alta de la sangre. Si vas al gimnasio, llévate una botella con agua fría y ten siempre varias en el frigorífico para seguir hidratándote cuando llegues a casa después de practicar ejercicio. Si te despistas y no tienes agua fría pero tu frigorífico tiene dispensador de agua y hielo, no te preocupes. Pon el vaso, rellénalo y bebe un par de vasos hasta saciar la sed.

Recomendación beber agua fría después del gimnasio

 

¿Qué beneficios tiene el agua tibia o caliente?

El agua tibia, además de saciar, no provoca un cambio en la temperatura interna del organismo, mientras que sí incrementa el funcionamiento de los riñones favoreciendo la digestión.

Por otro lado, no podemos olvidar que también estamos bebiendo agua al tomar sopa. Así pues, las bebidas calientes nos ayudan cuando estamos resfriados a acelerar la velocidad de la mucosa nasal, favoreciendo su expulsión y mejorando nuestro estado.

Además, el agua caliente acelera nuestro metabolismo y nos ayuda en el proceso de depuración de las toxinas y otras sustancias de nuestro organismo.

Sea agua del tiempo, fría o caliente, lo que debemos hacer es consumir los litros diarios de agua recomendados ya que repercutirán positivamente en nuestra salud. Mejorará nuestro bienestar y nos sentiremos mejor.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

He leído y acepto la Política de privacidad

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

4 Comentarios

  1. María A

    Me sorprende que aconsejen agua fría después del deporte. Uno de mis sobrinos de 10 años estuvo a punto de no contarlo -según el médico- por beber agua después de jugar al futbol en el recreo. Me preocupó verle mal pero no tenía ni idea de hasta qué punto hasta que el facultativo le advirtió por ello. Con el agua se refresca la boca y luego se escupe.

    Saludos

    Responder
    • Tu equipo Bosch

      Hola Marían, sentimos lo ocurrido en tu caso. Pero es muy importante diferenciar los grados de frialdad. Es probable que estuviera congelada o demasiado fría. Nosotros nos referimos a agua ligeramente fresca. Es fundamental beber agua antes, durante y después de realizar ejercicio, sea moderado o intenso, para reemplazar los líquidos que se pierden en el sudor. Debemos beber en cantidad proporcional al volumen perdido, para mantener nuestro nivel óptimo de hidratación que se estima en el 60% de nuestro cuerpo.
      Es importante tener en cuenta la temperatura óptima a la que el cuerpo absorbe el agua: El consumo de bebida fresca o fría resulta más apetecible porque ayuda a enfriar el cuerpo que se ha calentado con el ejercicio. Asimismo, nos reduce la tasa de sudoración. El agua fresca se absorbe más rápidamente por el estómago que el agua tibia o que el agua fría/con hielo, por lo que rehidrata el cuerpo con mayor rapidez.
      Por otra parte, el agua muy fría produce en el estómago un efecto saciante precoz, lo que nos haría disminuir la ingesta voluntaria de agua, provocando que el volumen que bebemos puede quedarse corto respecto a lo realmente necesitado. Esperamos haberte ayudado. Un saludo.

      Responder
  2. Mar y sol

    Tengo una lavadora BOSCH Avantixx8, al seleccionar el programa acto seguido sale E36
    No sale en errores éste código, mi pregunta ,que puede ser?

    Responder
    • Tu equipo Bosch

      Hola Mar y sol, este error indica que existe un problema a la hora de desaguar. Te recomendamos comprobar que la bomba está limpia, el desagüe y el tubo de desagüe no están obstruidos y que no tienes seleccionada exclusión de centrifugado. Si tras revisar esto la incidencia persiste sería necesaria la intervención de un técnico para determinar lo que está ocurriendo. Te recomendamos contactar con el Servicio técnico Oficial más cercano para que puedan valorar el alcance. Las reparaciones hechas por ellos tienen garantía de dos años por lo que es aconsejable confiar en su experiencia. Esperamos haberte ayudado, estamos a tu disposición. Un saludo

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 He leído y acepto la Política de privacidad.