Alargar la vida de tu placa de inducción también está en tu mano. Simplemente tienes que poner en práctica unos sencillos gestos de mantenimiento. De este modo conseguirás que te dé un servicio mucho mejor. A continuación, te mostramos los posibles daños que puede sufrir tu placa, a qué se deben y cómo solucionarlos.

Manchas en la placa

  • Aparecen unas manchas en la placa.

Hay dos motivos: que se hayan derramado alimentos o que para limpiarla se hayan utilizado productos inadecuados. En el primer caso, elimina lo antes posible los alimentos con una rasqueta de vidrio. En el segundo, recuerda que existen productos específicos para la limpieza de las placas de inducción.

  • La placa tiene rayaduras.

A veces, esto sucede si utilizamos la placa como encimera, algo que, con ciertos alimentos como la sal y el azúcar, puede ser perjudicial. Otras, el problema está en los recipientes, pues algunos tienen bases rugosas. Así que te animamos a que compruebes si las ollas, cazos y sartenes que tienes son los adecuados.

  • Hay decoloraciones.

De nuevo, es muy posible que se deba al uso de productos de limpieza que no sean adecuados. También puede suceder que el color se pierda si no tenemos cuidado al trasladar los recipientes sobre la placa y los arrastramos. Simplemente, levántalos para evitar ese roce.

Decoloraciones en la placa

  • Aparecen desconchadurasen la placa.

Estas pequeñas “lesiones” de la superficie no son las más habituales, aunque también pueden aparecer, siendo lo más habitual que se hayan derramado alimentos con mucho azúcar. Si te pasa, límpialo cuanto antes. Como te sugeríamos, lo mejor es hacerlo con una rasqueta para vidrio. Y recuerda que si la cuchilla está desgastada o un poco mellada, habría que sustituirla por una de repuesto.

Limpieza de la placa

Desde Bosch te recordamos que, aunque no veas ningún desperfecto, es preferible no colocar recipientes vacíos en las zonas de cocción. Y, si están calientes, tampoco los coloques sobre el panel de mando, las zonas de indicadores o el marco de la placa.

¿Sabes por qué? Sobre una zona de cocción, si está a una temperatura lo bastante alta, podría llegar a derretirse el plástico e incluso el papel de aluminio. Del mismo modo, tampoco es recomendable extender láminas protectoras sobre la placa.

Al fin y al cabo, estamos hablando de una superficie de vidrio, así que por supuesto, ¡ten cuidado con las caídas de objetos pesados o puntiagudos!

Cuida tu placa, queremos que sigáis compartiendo grandes momentos juntos.

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

Al introducir tu email, estás dando expresamente tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales con la finalidad de enviarte newsletters con artículos del blog. Para la finalidad indicada BSH-E puede ceder tus datos a terceros proveedores de servicios. Tus datos se conservarán mientras se mantenga la suscripción o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. En cualquier momento puedes retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de tus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a BSH-E enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com o mediante comunicación escrita a BSH ELECTRODOMESTICOS ESPAÑA, SA Polígono Empresarial PLA-ZA, Ronda del Canal Imperial, nº 18-20 (Zaragoza) indicando la referencia “Protección de Datos” y el derecho que ejercitas. Política de privacidad

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 He leído y acepto la Política de privacidad.