Como ya te contamos en otro post, las proteínas son esenciales para el organismo ya que son las encargadas de construir nuestros músculos, huesos, cabello, piel, uñas… Además, cuentan con aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo no puede fabricar. Por lo tanto, es muy importante incluirlas nuestra dieta, pero siempre en la cantidad adecuada.

¿Qué clases de proteínas existen?

Podemos distinguir entre proteínas vegetales como las que provienen de las verduras, cereales y frutos secos, y proteínas animales, como las de la carne, el pescado, los huevos o la leche.

Pese a que las proteínas animales son muy importantes para nuestro desarrollo, conviene no abusar de ellas y establecer un equilibrio con el consumo de proteínas de origen vegetal, cuyo aporte en grasas saturadas y colesterol es escaso o nulo.

¿Qué cantidad de proteínas es la adecuada?

En los países desarrollados existe una tendencia a consumo excesivo de proteínas animales, provocando así enfermedades como la obesidad, osteoporosis y otras enfermedades cardiovasculares. Llegando a representar hasta el 20% de la energía total de la dieta, cuando el porcentaje recomendado se encuentra entre el 12-15%.

¿Cuántas proteínas debo tomar al día?

Calcular esta cantidad es fácil. Te lo explicamos con un ejemplo, entre el vaso de leche de la mañana, el filete con guarnición de verduras del mediodía y la tortilla de la cena deben sumar entre 50 y 70 gramos de proteína, ya que un gramo de proteína supone 4 kilocalorías. Si nos pasamos de  esa cantidad lo que conseguimos es que el cuerpo transforme esa energía que no consumimos en grasa.

¿Existen excepciones?

Sí, existen excepciones. Pese a que en la edad adulta el consumo de proteínas debe estar controlado y limitado, los niños y jóvenes deben tener una dieta rica en proteínas para favorecer su crecimiento y el desarrollo de su organismo.

También las personas que  realizan mucho deporte y desean desarrollar su masa muscular deben comer una mayor cantidad de proteína que, en este caso, no resulta nociva, ya que toda esa energía se quema en el ejercicio físico.

Ahora que ya conoces los secretos de una dieta rica en proteínas, te recomendamos que guardes la carne y el pescado en un sitio adecuado en tu frigorífico. En nuestros frigoríficos, el lugar perfecto de la carne y el pescado es el cajón Chillerbox, que alcanza una temperatura próxima a los 0º, y conserva estos alimentos hasta el doble de tiempo. Así podrás disfrutar de ellos con todas sus proteínas.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.