Hacen de nuestro hogar un lugar más acogedor. Aportan color, textura, personalidad, calidez y suavidad. ¡Hablamos de las alfombras, claro! Uno de los elementos decorativos por excelencia.

La alfombra nos acompaña en cada pisada protegiéndonos del frescor del suelo, convirtiéndose así en un escudo sobre el que van a parar polvo, suciedad, pelos de animales y bacterias. Aspirar la alfombra eficientemente es, por tanto, una cuestión importante si te preocupas por vivir en un ambiente agradable y seguro.

Apirador Bosch

Dependiendo de la zona de la casa donde esté la alfombra, necesitará un mantenimiento diferente. No se le dará el mismo uso si está en el recibidor, que cerca de la cocina o que en el cuarto de invitados. Cuando se encuentra en una zona de paso frecuente, el esfuerzo debe ser mayor y seguramente te hayas encontrado más de una vez con un olor desagradable.

Esto es muy normal pues, como te decíamos, la alfombra no deja de ser un suelo sobre el que caminamos, el cual tiene contacto con nuestro calzado y con bebidas o cualquier alimento que se pueda derramar. Si esto último sucede, a veces la vista nos juega una mala pasada y pensamos que, como ya no se ve la mancha, ha desaparecido. Pero no es así. La suciedad queda entre las fibras… y su olor también.

Si se ha caído algo sobre la alfombra, antes de nada, trata de quitar la mayor cantidad posible ayudándote de un pañuelo. Después, aplica un quitamanchas sobre la zona. Pero, ¿y si notas que hay un olor que persiste? No te preocupes, puedes ayudarte de tu aspiradora y de bicarbonato sódico para acabar con él. Te contamos cómo:

  • Primero, pasa la aspiradora. Si tienes una de nuestras aspiradoras sin cable Athlet, asegúrate de que la posición 2 y el cepillo están activados. En el caso de que haya mucha suciedad, elige la posición 3. Lo mejor es aspirar haciendo pasadas largas siguiendo la dirección de las hebras y, si tuvieras que repasar, hacerlo hacia atrás. Lo más importante es que quede totalmente limpia antes de pasar a lo siguiente.

 

  • Extiende el bicarbonato por toda la superficie de la alfombra. ¿Quieres un truco para perfumarla? Añade al bicarbonato unas gotas de un aceite esencial que te guste.

Bosch aspirador

  • Deja actuar la mezcla, mínimo durante 3 horas. Ten en cuenta que, cuanto más tiempo lo dejes reposar, más olores absorberá.

 

  • Pasa de nuevo la aspiradora para retirar el bicarbonato. Para asegurarte bien de que no queda ningún resto, pásala en direcciones alternas.

 

Incluso te recomendamos no esperar a que tu alfombra se manche para llevar a cabo este proceso. Si quieres una casa libre de malos olores, puedes hacerlo cada dos meses.

Ahora sí: ¡Qué bien huele!

 

 

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.