No nos gustan los malos olores. No queremos malos olores. Y todavía menos si se trata de nuestro hogar. Aunque sabemos que muchas veces son inevitables, especialmente en la cocina.

En el pasado ya te dimos algunos trucos para evitar que se formen malos olores en la cocina, como conectar la campana extractora 10 minutos antes de empezar a cocinar o conservar bien envueltos los alimentos en la nevera .

Microondas Bosch

Pero hay otro miembro de la cocina que también puede convertirse en una fuente de olores desagradables: el microondas. Este electrodoméstico está en contacto con alimentos crudos y también con platos preparados, cuyas salsas e ingredientes pueden saltar hasta sus paredes y convertirse en restos que con el paso del tiempo comiencen a desprender olores. Por ello, la primera precaución que debemos tomar siempre que utilicemos el microondas, es tapar aquello que vayamos a calentar, descongelar o cocinar. Si no cuentas con una tapa adecuada para el recipiente, puedes utilizar un plato o papel especial para microondas.

Además, hay otro paso indispensable para evitar la formación de olores y que nuestro microondas tenga una larga vida útil: limpiarlo con frecuencia, en torno a una vez a la semana. Recuerda que nunca deberás hacerlo inmediatamente después de usarlo, sino que hay que esperar a que se enfríe. Además, evita el uso de productos corrosivos y rascadores de metal que estropeen su aspecto.

Cocina en tu microondas

Pero si el mal olor ha aparecido, no te preocupes. También puedes deshacerte de él. Para ello, añade unas gotas de limón a una taza con agua. A continuación, introdúcela dentro del microondas, siempre con una cuchara en la taza para evitar el retardo de la ebullición. Caliéntala entre 1 y 2 minutos a máxima potencia y, cuando acabe, observarás como el olor ha desaparecido.

Si fuera muy intenso, prueba añadiendo a la mezcla vinagre blanco, que es uno de los desinfectantes naturales más potentes. Puedes dejar la taza dentro del microondas 10 minutos después de haberla calentado para que el vapor que se ha producido actúe en el interior del microondas. Una vez realizado el proceso, elimina la humedad generada con una bayeta.

¡Ya lo tienes! Tu microondas está como nuevo para preparar en pocos minutos tu comida favorita. ¿Qué quieres comer hoy?

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.