Nos ha pasado a todos. Un día, de repente, te das cuenta de que a tu jersey favorito le han salido unas bolitas que hacen que parezca viejo e incluso sucio. ¡Qué rabia da! Pero si actúas antes de que sea tarde, puedes evitar que aparezca esa pelusa tan molesta. Sigue nuestros consejos cuando pongas la lavadora y podrás evitarlo.

Como te decimos habitualmente, clasificar la ropa es fundamental. No es aconsejable meter en el mismo ciclo toallas, mantas y paños con la ropa. De hecho, además de estar atento a los colores (blancos, claros y oscuros), para evitar pelusas el factor a tener en cuenta es el tejido. De esta manera, por un lado deberías lavar aquellas prendas que forman pelusa con más facilidad, como las que están hechas de franela, los jerséis de algodón y las sudaderas. Por otro, las que atraen pelusa, como las de mezclas sintéticas, la ropa oscura y las telas sin arrugas.

Otro truco es darle la vuelta a la prenda, e incluso meterla en la lavadora dentro de una bolsa de tela. Además, recuerda no cargar demasiado el tambor, pues el roce entre las prendas podría provocar la aparición de pelusa.

Tambor de la lavadora

Si la prenda que vas a lavar ya tenía bolitas, prueba a quitarlas ayudándote de un rodillo con celo antes de meterla en la lavadora. ¡Ah! Y recuerda siempre vaciar los bolsillos de la ropa por si hubiera algún pañuelo de papel. Podría deshacerse en pedazos e impregnarse en todos los tejidos, lo que sería muy costoso de quitar. Además, recuerda leer la etiqueta para ver si estás lavando la prenda correctamente. Seleccionar un ciclo que no le conviene puede hacer que su apariencia se vea afectada.

También deberás llevar un mantenimiento adecuado de los filtros, tanto de la lavadora como de la secadora. Si no están limpios pierden eficacia, pudiendo dejar restos de fibras de otros tejidos en la ropa. ¿Quieres enterarte de cómo hacerlo? Aquí te contamos cómo limpiar tu lavadora y tu secadora.

Lavadora Bosch

Más allá de la rutina de lavado, tienes que tener en cuenta que todos los tejidos pierden fibras. En el caso de los naturales, se caen; pero en los sintéticos, las fibras se quedan agarradas, dando lugar a la pelusa. Así que cuanta más mezcla de tejidos tenga una prenda, más posibilidades hay de que ocurra este fenómeno. Te recomendamos que, si la prenda no está hecha al 100% de un solo tejido, que al menos sea 90% de tejido y 10% de mezcla.

Y si eres aficionado a los remedios caseros, tenemos uno que puedes probar: añade una taza de vinagre blanco al ciclo de aclarado.

 

¡Esperamos que puedas disfrutar de tu ropa como nueva durante mucho más tiempo!

 

 

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.