Si hay algo que nos gusta de la primavera, son las flores. Además de bonitas y decorativas son un ingrediente muy sabroso y nutritivo. ¿Lo sabías? En Bosch hemos querido saber cómo se cocinan y a qué saben. Por este motivo hemos preparado este post. ¡Llena tus platos de color y aroma!

Cocinar con flores no es algo ni nuevo ni exclusivo de la cocina de vanguardia. Se utilizan desde hace siglos en todo el mundo. Hemos descubierto que en Italia es muy común la flor del calabacín, en china es habitual utilizar la flor de loto o el jazmín y en Japón la rosa o la flor del naranjo.

Si quieres cocinar con flores, lo primero que debes saber es que las de floristería no son comestibles. Lo ideal es que las cultives tu mismo porque además de decorar tu casa, tendrás un alimento fresco y sorprendente. Si no tienes mucha mano con las plantas, las podrás encontrar en tiendas gourmet, en algunas fruterías, y en webs especializadas como esta.

Las flores son delicadas y muy perecederas. Lo ideal es que las cojas cuando las vayas a consumir. Si necesitas conservarlas colócalas con cuidado entre hojas de papel de cocina húmedas, envuélvalas en plástico o en un recipiente hermético y después mételas en el frigorífico y en el cajón de las frutas y verduras como el cajón Hydrofresh.

Las flores se pueden tomar en ensaladas, como acompañamiento de carnes y pescados, o en postres. Empieza probando poco a poco.

Las begonias. Las hay de multitud de colores, y su flor es carnosa. Es muy refrescante, y tiene un sabor con toques cítricos. Va muy bien como acompañamiento de ensaladas de frutas.

Las violetas. Tienen un sabor muy fino y además de utilizarlas para perfumar bebidas o galletas, están muy ricas como relleno de tortilla. Esto último es de lo más sorprendente, ¿no?

La flor de la capuchina. Son ligeramente especiadas, con un toque a pimienta negra. Van fenomenal con pescados ahumados o ensalada de pasta. Evita usar vinagre ya que podrían perder su color.

Las rosas. Es la reina de las flores y su aroma es ideal para perfumar platos. Te recomendamos que las chafes y las dores  en una sartén sin aceite y espolvorees abundante azúcar.

Las caléndulas. Las hojas de esta flor tienen un sabor amargo y un tanto picante. Se pueden incorporar en ensaladas o como colorante de arroces. ¡Pruébalo!

Atrévete a disfrutar del mes de las flores de una forma diferente y cuéntanoslo en los comentarios.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

2 Comentarios

  1. susana

    Me encantan las flores, las cultivo y además ya las hemos incorporado a nuestros platos.

    Responder
    • Tu equipo Bosch

      Hola Susana, es una muy buena manera de incorporar color y sabor a tus platos. ¿Cuál es tu plato estrella con flores? Nos encantará saberlo en #cocinaconBosch 🙂 Un saludo.

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.