A lo largo de un día cualquiera nos enfrentamos con cientos de ocasiones en las que la higiene interfiere en nuestros hábitos más cotidianos como puede ser preparar la comida, almacenar los alimentos o lavar la vajilla. Con tu permiso, nos inmiscuimos en tu rutina diaria para descubrirte cómo de sencillo es seguir unas pautas saludables que te ayudarán a conseguir una vida mucho más saludable.

Estos son algunos hábitos saludables que puedes adoptar en tu rutina diaria:

1. Si nos lavamos las manos antes de empezar a cocinar, construimos la primera línea de defensa en contra de los gérmenes. Es, sin duda, la mejor manera de evitar su propagación.

2. En cuanto a la materia prima, es importante incluir frutas y verduras a diario en nuestras comidas. Pero casi más importante es lavarlas bien, antes de ingerirlas. Antes de llevarlas a casa, ambos alimentos son susceptibles de contaminarse con muchos patógenos que afectan nuestra salud, no sólo por el hecho de estar expuestos directamente a los agentes de nuestro entorno, sino que también en el proceso de siembra y cultivo.

3. Tan importante es lavarlas antes de consumir cómo conservarlas en las mejores condiciones. Por eso, hemos diseñado el cajón HydroFresh, donde frutas y verduras se conservan hasta el doble de tiempo manteniendo todo su sabor, frescura, vitaminas y minerales.

4. Evitar la contaminación cruzada, sobre todo, de los alimentos crudos. Recuerda que todos los alimentos crudos son fuentes potenciales de contaminación y deben guardarse separados de los alimentos listos para comer. La contaminación se produce cuando los microbios que se encuentran en los alimentos crudos se extienden a alimentos que se consumen sin necesidad de cocinarlos previamente como quesos, ensaladas, bocadillos, etc., o a platos preparados listos para comer. Por eso en Bosch hemos diseñado el cajón ChillerBox, donde la carne y el pescado, además de estar separados del resto de alimentos, dispone de una temperatura más baja, que permite que se conserven hasta el doble de tiempo.

5. Tratar con mucha precaución la cadena de frio de los alimentos congelados. ¿Por qué? Porque no debemos olvidar que compartimos nuestros alimentos con miles de bacterias que, cuando el alimento está en buen estado, nos pueden ayudar a conseguir mejores defensas inmunitarias, pero que al descongelar el producto empiezan a multiplicarse. Este post en el que te contamos cómo congelar los alimentos correctamente. Te será muy útil.

6. Lavar y desinfectar bien la vajilla en la que se cocina y come. A consecuencia de las altas temperaturas de lavado en lavavajillas, impensables en un fregado a mano, supone un incremento en el grado de desinfección de las piezas. En nuestros lavavajillas puedes seleccionar la función HigienePlus y conseguir una higiene extra en tablas de cortar y menaje infantil.

7. Mantener limpio el frigorífico, para además, evitar malos olores. Os sugerimos que consultéis los consejos que compartimos en nuestro blog para limpiar el frigorífico y evitar los desagradables malos olores.

Siguiendo estos consejos saludables, si es que aún no los has incorporado en tu rutina, disfrutarás de una vida mucho más saludable.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.