¿Te has dado ya el primer baño de la temporada? A estas alturas y con tanto calor… ¡deberías! Con el verano es tiempo de refrescarse, así que ya sea por disfrute o simplemente porque sienta bien a nuestro cuerpo, no dejes pasar un baño de vez en cuando.

Ir a la piscina en verano es un plan prácticamente diario, y requiere un desfile constante de toallas, bañadores, pantalones cortos, etc. Si quieres que tu kit de piscina siempre esté suave y huela bien, ¡sigue nuestros consejos!

 

  • Las quedadas en la piscina son habituales, así que unida a ti también irá la clásica mochila con la toalla y el traje de baño. Algo también habitual es tomar algo después de esa jornada de sol y agua, pero al llegar a casa… se te olvida abrir la mochila. ¡Error! Es muy importante que interiorices el gesto de abrir la bolsa para tender las prendas húmedas.

 

  • No es necesario que laves tu toalla de playa o piscina después de cada uso, sino que una vez a la semana es suficiente. De lo que sí debes asegurarte siempre es de sacudirla bien para no arrastrar la suciedad.

 

  • Si ya es el momento de meterla en la lavadora, no la mezcles con prendas de ropa ni sábanas. ¿Sabes por qué? Las fibras podrían apelmazarse y coger pelusas de otras prendas.

Lavadora Bosch

  • Uno de los fenómenos que pueden suceder tras lavarlas es que las toallas no secan. Hay varios motivos. Probablemente no estés eligiendo el programa adecuado en la lavadora, para lo que te aconsejamos uno dedicado al algodón, o que lave entre 40ºC y 60ºC. Además, es importante utilizar únicamente la cantidad de detergente necesaria, para que no queden restos que acaben convirtiéndose en suciedad. Si quieres acertar siempre, nuestras lavadoras i-DOS con sistema de autodosificación son geniales. Y, por último, el proceso de secado es crucial. Si quieres que estén perfectas antes de guardarlas en el armario, utiliza la secadora. Así te asegurarás de que toda la humedad desaparece de verdad.

 

  • Si eres de los rezagados y ese olor a humedad y cloro ya ha aparecido en tu toalla, existen remedios caseros para eliminarlo. Introduce un vaso de vinagre diluido en agua en el interior de la lavadora y selecciona un ciclo caliente. Cuando acabe, mete bicarbonato y vuelve a seleccionar el mismo programa. Gracias a las propiedades naturales de estos productos para desinfectar, tus toallas pueden recuperar su estado original.

 

  • Para la ropa de baño, por su exposición al cloro y la sal, te recomendamos aclararla después de cada uso y meterla en la lavadora cada 2 o 3 días si quieres que mantenga su color y si además tienes una piel sensible. En la lavadora, elige un ciclo corto, delicado y en agua fría. Aprovecha para lavar los bañadores junto con las toallas para amortiguar el roce.

 

Sigue nuestros consejos y pasa un verano agradable… ¡y muy suave!

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.