¿Has oído hablar de la quinoa? Puede que nunca hayas oído hablar de este alimento, porque hace relativamente poco tiempo que se ha introducido en nuestra cultura. Aún así, la quinoa lleva casi 5.000 años cultivándose en los Andes y también en Chile, en la zona centro y sur. Y se puede cocinar de forma muy sencilla, pues tan solo hay que cocerla como cualquier arroz.

La quinoa es un “pseudocereal” que por sus características y nutrientes ha sido considerada por la ONU como un “súper alimento”, porque es el único alimento de origen vegetal que contiene todos los aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas que nuestro cuerpo necesita. Tanto es así que en el primer trimestre de 2015 las exportaciones de Quinoa a España crecieron un 286% respecto al mismo periodo de 2014.

La quinoa, el “súper alimento” que no puede faltar en tu cocina

El aspecto que tiene la quinoa es el de una semilla pero que se puede consumir como un cereal, aunque tiene muchas más grasas y proteínas que cualquier otro tipo de cereal que conozcamos. Por ejemplo, por cada 100 gramos, aporta 16 gramos de proteína; también grasas insaturadas y beneficiosas para nuestro cuerpo como los ácidos omega 3, y un alto contenido en fibra. Pero esto no es todo, la quinoa también es rica en magnesio, calcio, potasio, hierro, zinc además de vitaminas B y E. Por todo esto es un “súper alimento” que pueden consumir los celíacos ya que no contiene gluten, aunque se cocine y se puedan hacer platos con la quinoa como si fuese un cereal.

¿Cómo la puedo preparar en casa?

El proceso de elaboración es muy sencillo y se recomienda que empiece siempre lavando la quinoa bajo el chorro de agua. Puedes utilizar las manos o un colador con agujeros pequeños y frotar levemente para quitar la capa que la recubre ya que podría amargar su sabor.

Cuando hayas terminado, pon agua a calentar. La cantidad es como el arroz, una porción de uno cada dos. Es decir, dos porciones de agua por una de quinoa. Cuando el agua hierva, añade la quinoa y déjala cocer a fuego lento durante unos 20 minutos. Es el tiempo que tarda el agua en evaporarse y la semilla en abrirse. Cuélala para retirar un posible exceso de agua y deja enfriar para servir a temperatura ambiente.

La quinoa, el “súper alimento” que no puede faltar en tu cocina

¿Qué platos puedo cocinar con ella?

Como te hemos contado, puedes utilizar la quinoa como sustitutivo de cualquier otro cereal, como la pasta. Por eso, puedes hacer ensaladas de quinoa con todos los vegetales que te gusten, añadirla en la sopa, como acompañamiento en un plato principal de carne aliñada con aceite y especias, y hasta puedes hacer una hamburguesa apta para vegetarianos.

Y no dejes de probar el sushi de quinoa, piensa que puedes utilizarla como sustituto del arroz.

La quinoa, el “súper alimento” que no puede faltar en tu cocina

Otra posibilidad es tostar la quinoa, como si por ejemplo fuesen semillas de trigo, y triturarla hasta conseguir una harina que podrás utilizar para hacer pasta casera, masa de pizza o pan.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.