Congelar verduras es un muy buen truco para disfrutar de las verduras de temporada durante todo el invierno. No es sólo saludable, sino que también una manera de ahorrar dinero ya que las verduras congeladas no son perecederas, como ocurre con las frescas, y también para ahorrar tiempo ya que no tendrás que ir a la frutería tan a menudo.

La mayoría de la verdura se puede congelar siempre que esté fresca y en buen estado. La que no se aconseja congelar, porque pierde todas sus propiedades, son la lechuga, el pepino, el pimiento y los tomates. No obstante, recuerda que el tomate sí que se puede congelar en salsa.

Los beneficios de la verdura congelada

Las verduras congeladas mantienen la calidad nutricional del producto fresco. Además, te ofrecen la ventaja de tener siempre verdura en casa, aunque no esté en temporada, y además, ¡limpia! para sacarte de cualquier apuro cuando no tienes tiempo.

Cómo congelar las verduras

Antes de congelar, hay que escaldar las verduras para inactivar las enzimas, las proteínas que oxidan las verduras cuando entran en contacto con el oxígeno del aire. La oxidación empieza al recolectarlas, por lo que se recomienda que  el producto sea lo más fresco posible cuando las congeles. Como estas enzimas desaparecen al estar sometidas a temperaturas que rozan la ebullición, hay que escaldar las verduras antes de congelarlas.

Trucos para congelar las verduras

  • Selecciona las verduras más frescas y guárdalas en el cajón HydroFresh de tu frigorífico Bosch hasta que las congeles. Si no lo tienes, guárdalas en un cajón diferente.
  • Limpia las verduras, quítales cualquier daño superficial que tengan y pártelas a trozos.
  • Calienta el agua con una pizca de sal. Recuerda que si tienes una placa de inducción, el agua se calentará mucho más rápido que en una vitrocerámica. ¡No te despistes!
  • Sumerge las verduras en la olla para escaldarlas durante unos minutos. Añade zumo de limón para que no pierdan el color.
  • Cuando estén escaldadas, retíralas del fuego, y enfríalas en un bol con agua fría.
  • Para congelarlas, guárdalas en recipientes herméticos para que no entre ni hielo ni aire en el interior. Etiquétalas con la fecha de escaldado y ponlas en el congelador. Si haces mucha cantidad, recuerda activar la función SúperCongelación de tu congelador ya que desciende la temperatura del interior para congelar más rápidamente los nuevos alimentos. Puedes tener la verdura en el congelador entre 6 o 12 meses.
  • Para una correcta congelación, coloca las verduras en los cajones del medio, uniformemente y sin obstaculizar las rendijas de ventilación.

Las verduras congeladas se conservan en el congelador entre 6 y 12 meses.

Tiempos de escaldado de las verduras

Cada verdura tiene un tiempo concreto de escaldado y para ayudarte, hemos resumido en esta  tabla el tiempo que deberías escaldar algunas de las verduras más consumidas.

Verduras Tiempo (en minutos)
Judías 2’
Espinacas 1’30”
Espárragos 2’ – 4’ según el grosor y tamaño
Brócoli 2’
Calabaza 3’
Corazones de alcachofa 6’
Zanahoria 2’

Los mejores recipientes para congelar las verduras

Una vez escaldadas, hay que poner las verduras en recipientes herméticos. ¿Cuáles son los mejores? Para conservar la verdura congelada tienes varias opciones.

Por un lado, tarros de cristal especialmente pensados para conservas y que tienen un cierre completamente hermético. Recuerda limpiar el frasco antes de utilizarlo y no llenarlo hasta el tope. Procura dejar un dedo de espacio porque al congelar, los alimentos pueden agrandar su volumen.

Por otro lado, existe la opción de bolsas de plástico con cierres herméticos. De este modo, puedes hacer bolsas individuales o por raciones.

Congela las verduras en recipientes herméticos.

¿Alguna vez has congelado verduras? Cuéntanos cómo lo haces en los comentarios. Nos encantará conocer tus trucos.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.