El carpaccio es una receta muy sencilla y versátil que puede prepararse en sólo unos minutos. Consiste en un alimento crudo cortado en finas láminas y aderezado con unas gotas de aceite de oliva o con cualquier tipo de salsa, como mayonesa o mostaza. Aunque la elaboración original se realiza con láminas de buey y queso parmesano, en la actualidad existen muchísimos tipos de carpaccio, a base de carne, pescado, frutas u hortalizas.

Se dice que el carpaccio fue inventado en un restaurante veneciano a principios del siglo XX y que debe su nombre al pintor italiano Vittore Carpaccio, ya que la receta original recordaba a las tonalidades rojas y amarillas de sus cuadros. Ahora el colorido es mucho más variado, ¿quieres conocer algunas recetas?

Carpaccio de buey o ternera

Carpaccio de terneraPara hacerlo sólo necesitas carne de ternera cortada en láminas finísimas. Puedes pedir al carnicero que la prepare, aunque también puedes hacerlo en casa si tienes un cortafiambres o un cuchillo bien afilado. Un consejo: te será mucho más fácil cortar la carne si previamente la metes en el congelador durante 30 minutos.

A continuación, haz una salsa “citronette” emulsionando dos cucharadas de aceite de oliva con el zumo de medio limón. Añade una pizca de sal, vierte un chorrito de la salsa sobre la carne y listo. Si quieres también puedes añadirle unas láminas de queso parmesano, unas hojas de rúcula, champiñones…

Carpaccio de pescado

Carpaccio de salmón

Puedes hacerlo, por ejemplo, con salmón. La elaboración es muy similar a la anterior aunque en este caso te recomendamos aliñarlo con sal, aceite y vinagre y acompañarlo con unos daditos de cebolla y aguacate, o con unas alcaparras.

También puedes hacer un carpaccio de pescado con atún, gambas o bacalao. Este último en concreto queda riquísimo si lo preparas sobre una tostada con aceite de oliva y tomate natural.

 

Carpaccio con vegetales

Aunque difiere bastante de la receta original, es posible hacer un carpaccio con cualquier cosa, incluidas verduras, frutas y hortalizas. Además son más fáciles de cortar en láminas.

Estas son algunas de nuestras recomendaciones:

  • Remolacha. Deja macerar las láminas de remolacha Carpaccio de tomatepreviamente en zumo de naranja para intensificar el sabor.
  • Champiñones. Puedes añadirles unas gotas de vinagre de manzana, sal de olivas negras y unas virutas de jamón.
  • Calabacín. Te aconsejamos probarlo con zumo de limón y nueces.
  • Coliflor. En este caso tendrás que cocerla al vapor y dejarla enfriar antes de cortarla. Puedes aderezarlo simplemente con aceite de oliva y limón, pero también está delicioso si añades unas cucharadas de yogur natural a la emulsión.

Carpaccio de piñaNo dudes en preparar también esta receta con frutas como la pera, las fresas o la piña. Como condimento puedes hacer un caramelo de limón muy fácilmente, cociendo a fuego lento medio vaso de zumo y la misma cantidad de azúcar. Y si prefieres probar algo distinto, prepara una vinagreta con aceite, vinagre, sal, zumo de naranja y granada. ¡Espectacular!

 

¿Tienes alguna otra receta de carpaccio? Cuéntanos cómo lo haces en casa en #cocinaconBosch.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.