Como ya os contamos, con la llegada del otoño se acerca ese temido momento: el cambio de armario. Lavar toda la ropa de verano, ordenarla, guardarla, para que cuando vuelva el verano nos reencontremos con ella en las mejores condiciones. Para hacer más dulce el reencuentro existe un truco que perfumará nuestras prendas y nuestro armario: las bolsitas aromáticas.

Si quieres que tus prendas huelan mejor que nunca cuando las rescates el año que viene, sigue estos sencillos pasos para hacer tus bolsas aromáticas caseras.

1. Reutiliza una bolsa pequeña de tela, como por ejemplo la de una joya. En caso de que no tengas ninguna en casa, también puedes utilizar un filtro de la cafetera, una media que ya no utilices o una bolsita de té. Recórtalas de manera que adopten forma de bolsa abierta y, si decides utilizar la bolsita de té, vacía su contenido.

2. Elige cómo perfumar tus prendas, nosotros te proponemos los siguientes métodos:

  • Con pastillas de jabón: puedes convertir tu jabón favorito en la fragancia característica de tu ropa. Solo tienes que utilizar un rallador grueso para conseguir llenar tu bolsita con ese aroma que tanto te gusta.
  • Con cera de vela: puedes utilizar la cera de una vela aromática para perfumar tus prendas. Enciéndela y deja que la cera caiga, coge los trozos de cera seca y trocéalos o si lo prefieres utiliza un rallador fino para agilizar la tarea.
  • Un popurrí: Poner un mix de flores secas en tu bolsita es una buena opción si deseas que tu ropa tenga un aroma floral. ¡Puedes fabricar tu propia mezcla para conseguir el olor que más te guste!
  • Con aceites esenciales: Perfuma tus prendas con aceites aromáticos, como los de lavanda, eucalipto o jazmín que darán un toque de frescor a tu armario. Solo necesitas impregnar un poco de algodón con el aroma elegido y ponerlo en la bolsita junto a bolas de gel sin aroma, que ayudan a absorber el olor y no sea tan intenso.

3. Cierra y decora tu bolsita, dependiendo del material que hayas escogido puedes coserla manualmente o utilizar pegamento líquido o para telas, si coser no se te da muy bien. Tras cerrarla puedes decorarla con un lazo de tela o una cuerdecita fina haciendo un lazo.

Y si además de perfumar tus prendas quieres protegerlas de la proliferación de ácaros y polillas, utiliza el programa de secado de tejidos de nuestras lavadoras silenciosas, que elimina gérmenes y bacterias garantizando la máxima higiene en tu ropa.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.