Pensabas que nunca más volverías a probar unas pizzas como aquellas de ese viaje a Roma. Pero tú también puedes convertirte en un auténtico chef italiano sin moverte de casa. El secreto está en cocinar la pizza a la piedra en el horno.

Habrás visitado más de un restaurante donde utilizan este método, ¡y tú también puedes ponerlo en práctica en tu cocina! Entre otras cosas, con la cocción a la piedra se reduce el tiempo de cocción y además se consigue una masa más dorada y crujiente.

Tabla para pizza

La piedra es un accesorio especial de los hornos Bosch y podrás adquirirla en el Servicio de Asistencia Técnica, en comercios especializados o en Internet. Además de preparar pizza, con ella también podrás hacer pan y panecillos, que necesitan adquirir una base crujiente. Antes de usarla, debes comprobar si la piedra es apta para tu modelo de horno.

Antes de cada uso es necesario calentar la piedra. Para ello, selecciona las resistencias superior e inferior y la máxima temperatura. El proceso te llevará entre 45-75 minutos dependiendo del horno, aunque si tienes un horno de vapor se calentará antes gracias a que la transferencia de calor es mayor.

Horno Bosch

Una vez la piedra esté caliente, fija la temperatura de cocción. En nuestros hornos simplemente tendrás que seleccionar la Función Pizza y mantener la temperatura al máximo (250ºC). Además, si en el display eliges la opción Pizza, un sensor de horneado se activará automáticamente y te avisará cuando la pizza esté lista. Si tu horno no cuenta con este tipo de asistente, fíjate en si el queso se ha fundido homogéneamente y si el borde ha comenzado a tostarse. Este proceso suele llevar 8-10 minutos, dependiendo del grosor de la masa y de los ingredientes utilizados. Cuando metas y saques la pizza, ayúdate de una pala metálica o de madera para no quemarte.

pizza

Después del banquete, tendrás que esperar a que la piedra se enfríe por completo para limpiarla. Con un trapo húmedo será suficiente y, si hay restos de ingredientes, puedes utilizar una rasqueta de madera o plástico para eliminarlos. Además, evita el uso de jabones y productos químicos.

Ya no hará falta que vuelvas a Roma para saborear la pizza de tus sueños. ¡Siente como cruje!

 

 

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.