Tu objetivo es que tu ropa esté limpia y sin arrugas, con buen aspecto, ¿verdad? Para ello, el planchado es la guinda del pastel, una parte que no debería faltar tras el proceso de lavado. Pero, aunque todos compartamos el gusto por las prendas bien cuidadas, no todos tenemos las mismas necesidades. Por eso, en tu caso puede encajarte más un centro de planchado, o quizás una plancha.

Hay varias cosas a tener en cuenta: cuántos sois en casa, si por necesidades de trabajo llevas una indumentaria que requiera un cuidado especial, de cuánto tiempo dispones para planchar… A continuación, aclaramos las funciones de cada electrodoméstico para que averigües cuál de ellos necesitas en tu casa.

Cesto con ropa sucia.

  • Potencia y tiempo.

Una de las características más destacables de los centros de planchado es su gran potencia. En los centros de planchado profesionales de Bosch, los calderines crean el vapor en la base de la plancha, empleando más presión y fuerza. De esta manera, los centros de planchado son ideales para los hogares donde planchan muchas prendas, porque conseguirán acabar la tarea en menos tiempo.

Para aquellos que vivís solos, una plancha de vapor puede ser suficiente para mantener tu ropa en perfecto estado.

Plancha de vapor

  • ¿Muchas arrugas?

En ocasiones, determinados tejidos tienen tendencia a arrugarse más de lo normal. Generalmente, son habituales en camisas, trajes, blusas y otras prendas que muchos de vosotros usáis para ir a trabajar. Si quieres acabar con las arrugas más rebeldes, nuestros centros de planchado y su caudal de vapor constante, con golpes más fuertes, te ayudará.

Centro de planchado

Con una plancha de inyección, que emite mucho más vapor que las tradicionales, también podrás atacar esas arrugas difíciles. Si tienes poco espacio en casa, seguro que te resultará más cómodo este formato que el centro de planchado. Ésta es una de las características más evidentes y que puede hacer que acabes eligiendo un centro o una plancha.

Plancha de inyección

  • Comodidad y ligereza.

Para las personas mayores, la cuestión de la movilidad y la ligereza del electrodoméstico es muy importante para que puedan planchar cómodamente. En los centros de planchado, el depósito no está en la plancha, sino en la base del centro. De esta manera, pesa menos y resulta más fácil moverla. Además, según el modelo, puede ser extraíble para llenarse debajo del grifo.

Este depósito además es más grande que en las planchas. Al caber más agua, no tendrás que esperar a que se forme el vapor, algo que puede suceder si estás planchando mucha cantidad de ropa con la plancha.

  • Para los ahorradores.

Para aquellos que estén concienciados con el ahorro, debéis saber que los centros de planchado ahorran un 40% más de agua en comparación con las planchas. Todo gracias a que optimizan el vapor. Si eres más de plancha, no te preocupes, en Bosch también incorporan una función Eco.

 

Entonces, ¿ya sabes qué necesitáis tu ropa y tú? Esperamos haberte ayudado 😉

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

2 Comentarios

  1. María

    Extraviado folleto instrucciones lavadora Bosch MaXX 4 WFC 1600
    Pueden ayudarme?
    Gracias

    Responder
    • Tu equipo Bosch

      Hola María, gracias por contactar con nosotros. Te enviamos el manual de instrucciones solicitado a tu correo electrónico para que puedas consultarlo en detalle. Estamos a tu disposición. Un saludo.

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.