La mermelada es uno de los grandes éxitos en los desayunos y las meriendas. Para cualquier amante de la fruta es otra manera más de incorporarla a la rutina, y además, en un formato dulce y delicioso.

El origen de este tipo de producto, que consiste en una conserva de fruta cocida en azúcar, se produjo en la antigüedad, cuando los griegos cocinaban membrillos en miel. No es de extrañar teniendo en cuenta los beneficios que aporta a nuestra salud:

  • Se produce a partir de la fruta, que contiene antocianinas. Gracias a su acción antioxidante, esta sustancia ayuda a reducir el colesterol y a combatir las enfermedades coronarias. Además, su labor neuroprotectora también ayuda a la memoria.
  • A veces existe la creencia de que, por contener azúcar, la mermelada no es buena para el organismo. Aunque se trata de un error, pues necesitamos una dosis de glucosa diaria en cantidades moderadas para una correcta actividad cerebral y motora del cuerpo. Por ese motivo, es genial tomarla en el desayuno y tener energía para el resto del día.

Fruta y verdura

  • Durante su elaboración, se aprovecha la pulpa y la piel de la fruta, que se consumirán de forma íntegra. De esta manera, la mermelada contiene altas cantidades de fibra, ideal para un correcto funcionamiento intestinal y para eliminar toxinas. Las vitaminas y minerales también permanecen en su totalidad.
  • Que sea una conserva la convierte en la mejor manera de disfrutar de frutas que están fuera de temporada.

No todas las frutas son indicadas para hacer mermelada. Las que mejor funcionan son aquellas que contienen pectina, una sustancia que al combinarse con el azúcar se convierte en gelatina y ayuda a dar consistencia a la mermelada. Algunas frutas de este tipo son la pera, la ciruela, la manzana, la fresa, la cereza, la naranja y el limón. Y también las hay a partir de hortalizas como el tomate y el pimiento.

Mermelada de tomate

La clave a la hora de tomar mermelada es que sea artesanal. Así podrás asegurarte de la procedencia de las frutas empleadas, y podrás evitar conservantes, colorantes y ese exceso de azúcares refinados que pueden acabar convirtiendo a la mermelada en un producto menos sano.

Para hacerla al modo tradicional, quizá necesites ese tiempo que nunca suele sobrarte… Pero si tienes nuestro AutoCook, ¡no tardarás nada! Esta olla eléctrica que cocina por inducción cuenta con 16 programas predefinidos, y entre ellos está el de Mermeladas. El procedimiento es muy sencillo: introduce los ingredientes, selecciona el programa, el tiempo de preparación, confírmalo… ¡y cocinará solo! AutoCook es la ayuda perfecta para los que no tienen tiempo o no tienen muchos conocimientos de cocina, pero que no quieren renunciar a comer sano.

 

Autocook

¿Hora del desayuno? Te dejamos una receta para que prepares tu propia mermelada de fresa con AutoCook. ¡Empezarás el día con energía!

 

 

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.