La camisa es una de las prendas más complicadas de planchar. No en vano dicen que si quieres comprobar si alguien sabe planchar, solo tienes que darle una camisa y esperar. Hoy en el blog queremos darte las herramientas adecuadas para que ninguna camisa se te resista. Sigue estos consejos básicos y disfruta de la agradable sensación de llevar camisas perfectamente planchadas.

Lavado y secado

Si quieres mantener tus camisas como el primer día y conseguir un planchado perfecto, los cuidados deben comenzar en el mismo momento del lavado. Y es que este tipo de prendas suelen ser de tejidos delicados. Es por ello que te recomendamos que, a la hora de lavarlas en tu lavadora, las separes del resto de la ropa.

Cuando tengas varias camisas de las mismas tonalidades listas para lavar, introducelas en tu lavadora Bosch y selecciona el programa Camisas . De forma automática tu lavadora ajustará tanto la temperatura del agua como la velocidad del centrifugado a los parámetros más adecuados para cuidar de tus camisas. Si tu lavadora no dispone de este programa, selecciona un ciclo frío con baja velocidad de centrifugado. Cuando finalice el lavado, cuelga cada camisa en una percha para conseguir disminuir la aparición de arrugas.

 

Hazte con un centro de planchado

A la hora de enfrentarte al planchado, es posible que te surjan muchas dudas. ¿Qué tipo de tejido voy a planchar? ¿A qué temperatura debería estar la plancha para conseguir los mejores resultados sin dañar la prenda? No te preocupes.

En la actualidad es muy fácil resolver todos estos problemas y dudas haciéndote con un centro de planchado. Los centros de planchado y planchas EasyComfort cuentan con un sistema de temperatura única adecuada para todos los tejidos. ¿A que no habías pensado que iba a ser tan fácil?  En el caso de los centros de planchado VarioComfort, encontrarás programas predefinidos de planchado ajustados a diversos tejidos, con los que conseguirás unos resultados espectaculares. Además, también dispones del programa iTemp de temperatura única adecuada para todos los tejidos. ¡Una solución rápida y perfecta para conseguir los mejores resultados!

Sigue el mejor recorrido

Planchar una camisa es fácil si sabes cómo hacerlo. Para conseguir los mejores resultados, te recomendamos que, a la hora de planchar, sigas siempre el mismo recorrido. Comienza planchando el cuello de la camisa por sus dos caras. Continúa abriendo los botones de los puños y planchando estas zonas. Sigue por los hombros y finaliza planchando las partes delanteras y traseras. ¡Ya está lista!

Ahora que ya sabes cómo planchar una camisa, atrévete con el resto de prendas de tu armario y cuéntanos el resultado. ¡Disfruta manteniendo tu ropa como el primer día!

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.