Estamos en época de cerezas y su característico color rojo invade tanto las fruterías como nuestro frigorífico.

Además de por ser un buen tentempié hay otras 5 razones por las que puedes comer cerezas. ¿Te apuntas?

1. Es una fruta muy saludable y al contrario de los que se piensa, no engorda. Por cada puñado de cerezas, el aporte calórico son aproximadamente unas 25 calorías. Como ves, te puedes poner morado a cerezas sin preocuparte.

2. Hidratan tu piel ya que el 85% de cada cereza es agua. En verano te hidratará a la vez que matas el gusanillo de media mañana o el de por la tarde.

3. Te ayudan a eliminar líquidos y también toxinas gracias a sus propiedades depurativas y el leve efecto laxante al comer un buen puñado.

4. Las cerezas son ricas en fibra, por lo que mejorarán tu tránsito intestinal.

5. Son una de las pocas frutas que contienen melatonina. Es un antioxidante que regula el ritmo cardíaco y los ciclos de sueño. Toma unas pocas antes de ir a dormir junto con un vaso de leche y unas galletas para dormir a pierna suelta toda la noche.

Las comerás no solo con todo su sabor dulce si las conservas en el cajón HydroFresh de nuestros frigoríficos, sino que también con todos los nutrientes y hasta el doble de tiempo.

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.