Como primero, como plato principal, como guarnición, ¡e incluso como postre! El arroz es uno de los alimentos más socorridos, con un montón de beneficios y de los más utilizados en las distintas gastronomías de todo el mundo. ¿Tú también eres un gran aficionado de este ingrediente? Entonces seguro que te has enfrentado, como tantas otras personas, al reto de cocinarlo en su punto sin que ningún grano se quede agarrado en el fondo de la olla. Todo tiene su truco y en Bosch estamos decididos a echarte una mano y desvelarte todo lo que sabemos sobre cómo hacer el arroz para que quede suelto. Vamos con ello.

Antes de nada: ¿qué tipos de arroz existen?

Efectivamente, existen una serie de trucos para hacer que el arroz quede suelto, aunque todo parte de tus gustos personales. ¿Lo prefieres al dente o te gusta más cocido? Por otro lado, para tener verdadero éxito con este tipo de recetas es conveniente conocer los diferentes tipos de arroz que puedes utilizar y sus necesidades en cada receta. Recuerda: nunca se cocinará igual un arroz de verduras, una paella, uno caldoso o el que emplearás para elaborar sushi.

¡Vamos entonces con los tipos de arroz!

  • Arroz de grano largo: es muy suelto, así que es perfecto para ensaladas y guarniciones. Necesita 10 minutos de cocción.
  • Arroz de grano medio: el más popular es el bomba, que se trata de un arroz seco que absorbe el caldo. Requiere, generalmente, 15 minutos de cocción.
  • Arroz de grano corto: los granos suelen quedarse pegados entre sí. Lo más seguro es que lo hayas saboreado en los arroces con leche. La cocción está entre 18 y 20 minutos.
  • Arroz integral: conserva la cáscara y es muy rico en fibra. Requiere 20 minutos de cocción.

Recuerda que no es como la pasta, así que para que el arroz quede suelto trata de no removerlo si quieres que se vaya correctamente el almidón. Otro truco en este sentido es lavarlo previamente para eliminarlo. Ni que decir tiene que nunca deberías cocer dos tipos de arroz mezclados, ya que cada uno requiere de un punto de cocción diferente.

¿Cuánto tiene que hervir el arroz?

Cuando tengas esta duda solo tienes que regresar unas líneas más atrás y consultar el que requiere cada tipo de arroz. Tú mismo has podido comprobar que los tiempos para hervir el arroz son muy variados: desde 10 minutos hasta los 20 del integral, que incluso se puede alargar hasta los 45 en función de la receta. Ante la duda, toda la información estará siempre en el envase.

Una vez tengas muy claro el tiempo, utiliza dos partes de líquido por una de arroz. Otra buena referencia para tener en cuenta es el tradicional medio vaso por cada comensal. Si ya quieres que la receta sea deslumbrante puedes cocerlo en caldo de verduras, de carne o de pescado añadiendo un chorrito de aceite al líquido y empleando una olla que conserve muy bien cuidado el fondo, sin que haya perdido sus propiedades antiadherentes.

Más trucos para que no se pegue el arroz nunca más

  • Echa el arroz cuando el agua empiece a hervir. Si tienes una de nuestras placas de inducción solo necesitas esperar a que hierva el agua, y la buena noticia es que lo hará en la mitad de tiempo que una vitrocerámica. ¡No te olvides que el sensor de cocción PerfectCook siempre te puede echar una mano! Aquí te contamos cómo puedes manejarlo según las necesidades de cada receta.
  • Si es necesario remover el arroz hazlo moviendo un poco la olla ayudándote de las asas o el mango. Hecho esto, tapa la olla y no lo remuevas más.
  • Cocina el arroz a fuego lento. De este modo el agua se evaporará lentamente y el grano no quedará duro.
  • ¿Vas a cocinar arroz redondo? Para que en este caso quede suelto y blanco puedes añadir unas gotas de zumo de limón en el agua, hervirlo con los consejos que te hemos ido dando y retirarlo del fuego cuando esté en su punto. A continuación, cuélalo y ponlo en otra olla para que el cambio de temperatura pare la cocción.

¿Ya te han entrado ganas de convertirte en un maestro arrocero y prepararlo #LikeABosch? Seguro que si has llegado hasta aquí ya no te volverás a preguntar cómo hacer cada paso para que el arroz no se pegue, y así impresionarás hasta el comensal más exigente. ¡Por cierto! Un último truco que no nos queremos dejar en el tintero: prueba a cocinar el arroz en un horno de vapor para descubrir la increíble textura que se le queda. Compruébalo cocinando este arroz con calamares y verduras y nos cuentas los resultados en Twitter, Facebook o Instagram.

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.