A veces, el momento de ponerse a hacer nuevas recetas puede ser hasta un poco intimidante para aquellos que son más inexpertos. Y cuando no nos salen a la primera resulta, incluso, algo desalentador. ¡No te desanimes! Todo es cuestión de práctica. Para facilitarte un poco las cosas, en #cocinaconBosch hemos confeccionado una lista de seis errores de cocina de lo más común y, lo que es más importante, cómo evitarlos.

  1. Documéntate.

Es relativamente usual infravalorar la importancia de la preparación antes de empezar a cocinar, pero es sorprendente todo el tiempo que se puede ahorrar siguiendo este sencillo consejo. Antes de comenzar, lee la receta detenidamente y asegúrate de que dispones de los ingredientes, así como de todos los accesorios de cocina que vas a necesitar de principio a fin. ¡Y así te evitarás merodear por el frigorífico o la despensa mientras tu salsa lleva ya rato hirviendo en la placa de inducción!

  1. Precalienta sartenes, ollas y el horno.

Trucos culinarios

Esto hay que aplicarlo a toda clase de cocina. Al precalentar las sartenes se conservan los jugos de las hamburguesas y los filetes adquieren un bonito color dorado, prácticamente desde que se colocan sobre la sartén. No precalentar la sartén puede derivar en que la comida termine demasiado empapada o que a los vegetales les cueste más de la cuenta ponerse tiernos. Puedes saber si la sartén está preparada si al verter en ésta un par de gotas de agua, “saltan” y se evaporan. ¡Ah! Y ten cuidado con el mango para no quemarte.

  1. El tamaño sí que importa.

Cuando pongas agua a hervir, es importante asegurarse de que haya la suficiente como para que los ingredientes “naden”. Especialmente si hablamos de pasta, que además tiende a expandirse. Si hay mucha comida y muy poca agua, los espaguetis quedarán demasiado grumosos y almidonados. Igualmente, hay que tener en cuenta el tamaño de la sartén, si es que vamos a freír en una de ellas. Intenta no añadir demasiadas piezas de carne o vegetales. Podrías ser complicado darles la vuelta y no quedarían cocinados de manera uniforme.

  1. Mezclar demasiado la masa.

Mezclar demasiado la masa puede hacer que ésta termine teniendo una consistencia un poco correosa, e incluso ligeramente difícil de comer si se trata de pasteles y muffins. Un buen robot de cocina o un procesador de alimentos son los mejores aliados para obtener la consistencia que necesitas: sólo tendrás que seguir las instrucciones para conseguir la textura óptima para la masa.

Mezclar demasiado la masa

  1. Sigue probando.

Si estás preparando un plato que rara vez preparas o que no has cocinado hasta ahora, probablemente sea una buena idea que vayas probando un poquito, en cada paso que tengas que dar, para evitar pasarte o quedarte corto con el condimento. Si te parece que el plato te está quedando demasiado sazonado, intenta diluirlo añadiendo un poco de jugo de limón o vinagre para equilibrar los sabores.

  1. ¡Añade el ajo en el momento justo!

El ajo quemado puede hacer que el plato mejor sazonado termine sabiendo amargo, así que cuando lo saltees tienes que extremar las precauciones. Si es posible, intenta usarlo picado o aplastado, ya que así suele quemarse menos en la sartén. Si tienes una de nuestras placas de inducción con control de temperatura del aceite, esto no te sucederá, ya que la placa te avisa de cuándo es el momento ideal para echar el alimento. Si en las recetas que estás elaborando buscas sabores más bien occidentales, añade el ajo al final del proceso de cocción. Pero si el salteado que estás preparando es asiático, lo mejor es que empieces a saltear el ajo desde el principio, vigilándolo y añadiendo líquido o bajando la temperatura una vez que empiece a coger el característico tono marrón dorado.

Precalienta sartenes ollas y el horno

Con estos seis trucos a mano, prepárate para dar rienda suelta a tus intuiciones culinarias e impresionar a tu familia con los platos más sabrosos… ¡e inteligentes!

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

Al introducir tu email, estás dando expresamente tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales con la finalidad de enviarte newsletters con artículos del blog. Para la finalidad indicada BSH-E puede ceder tus datos a terceros proveedores de servicios. Tus datos se conservarán mientras se mantenga la suscripción o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. En cualquier momento puedes retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de tus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a BSH-E enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com o mediante comunicación escrita a BSH ELECTRODOMESTICOS ESPAÑA, SA Polígono Empresarial PLA-ZA, Ronda del Canal Imperial, nº 18-20 (Zaragoza) indicando la referencia “Protección de Datos” y el derecho que ejercitas. Política de privacidad

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

2 Comentarios

  1. María José García Aranda

    Me interesa cuidar y sacar el máximo rendimiento de mis electrodomesticos . Gracias

    Responder
    • Tu equipo Bosch

      Hola Maria José, gracias por contactar con nosotros. Te recomendamos que sigas visitando nuestro blog, donde encontrarás multitud de turcos y consejos para que saques el mayor rendimiento a tus electrodomésticos así como una gran variedad de recetas. ¡Nos encantará ver los resultados de las mismas! Puedes compartirlas en nuestros perfiles de Facebook e Instagram ¡No te olvides de seguirnos para ver las últimas novedades!

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 He leído y acepto la Política de privacidad.