¿Dentro o fuera del frigorífico? Si cada día tenéis el mismo debate en casa, ha llegado la hora de salir de dudas. Descubre si los alimentos que consumes de manera habitual necesitan o no ser guardados en el frigorífico. ¡Es probable que alguno de ellos te sorprenda!

Los plátanos

Nos encanta consumirlos muy fríos aunque la realidad es que esta fruta reacciona mal ante las bajas temperaturas Su maduración se frena, lo que puede hacer que su sabor y su textura cambien. Además, su atractivo color amarillo pasa a ser marrón rápidamente. ¿Lo tienes claro? Guarda el plátano fuera del frigorífico y, si ves que está madurando y no te da tiempo a comerlo, utilízalo para preparar alguna receta.  ¡No te arrepentirás!

El plátano es perfecto para desayunar o merendar. Es rico en fibra, reduce los niveles de colesterol y contiene potasio y vitaminas antioxidantes.

Los aguacates

Nos encantan para desayunar, al horno con huevo, como ingrediente principal del pesto  o incluso en sopa. ¡El aguacate es una de nuestras frutas preferidas! Además es una buena fuente de energía y nutrientes. Contiene vitaminas y ácido fólico y contribuye a aumentar el colesterol bueno gracias al ácido oleico.

Si cuando los compras están todavía duros, lo mejor es envolverlos en papel de periódico y dejarlos fuera de la nevera para que maduren. Eso sí, una vez abiertos, recuerda guardarlos en el frigorífico y consumirlos cuanto antes.

Los tomates

 ¿Sabías que existen 45 variedades diferentes de tomates? No existe una regla que funcione para todas las variedades. La recomendación general es evitar la refrigeración ya que el frío afecta directamente a su sabor. Sin embargo, si están muy maduros, puedes guardarlos en el cajón VitaFresh de tu frigorífico para que duren más tiempo. Consúmelos cuanto antes para disfrutar de todo su sabor.

 

Los huevos

 Ricos en vitaminas A,D, E y B12, fuente de yodo, hierro, calcio… ¡Ay los huevos! Tendemos a meterlos en el frigorífico sin pensarlo y luego las recetas de repostería nos recomiendan utilizar huevos sin refrigerar. ¿Por qué? Muy fácil. Los huevos a temperatura ambiente montan con facilidad. Por eso, si utilizas huevos a temperatura ambiente, conseguirás que tus bizcochos queden más esponjosos. Además, no se recomienda guardarlos en el frigorífico ya que se impregnan rápidamente de los olores debido a la porosidad de su cáscara.

En el caso de los huevos, es importante tener en cuenta que los cambios de temperatura deterioran su calidad. Por eso, si los guardas en la nevera, es recomendable que los utilices nada más sacarlos del frigorífico.

Hierbas aromáticas

¿Estás acostumbrado a cocinar con hierbas aromáticas como la albahaca, el laurel o el tomillo? ¡Las hierbas aromáticas son perfectas para dale un toque diferente a tus platos! Para conservarlas lo mejor es evitar el frío, guardándolas en un recipiente hermético o envasándolas al vacío. Aunque, tenemos un remedio todavía mejor para que puedas disfrutarlas siempre frescas. ¡Crea tu propio huerto doméstico!  SmartGrow  te permite cultivar tus propias hierbas aromáticas de manera muy fácil y sencilla. ¿Te vas a resistir?

¡Esperamos que resolvieras tus dudas sobre los alimentos que no necesitan refrigeración! Ya sabes que en Bosch estamos deseando ayudarte. Recuerda que antes de tirar un alimento, lo mejor es cocinarlo. En #cocinaconBosch  encontrarás multitud de recetas con nuevas ideas para tu cocina. ¡Que las disfrutes!

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.