Los amantes del café lo tienen claro: el calor no puede ser una excusa para dejar de toma su bebida favorita. Y lo mejor de todo es que no resulta necesario hacerlo: si tienes a mano estas 5 propuestas para tomar algo más que un café con hielo, no tendrás que renunciar a nada aunque el mercurio se ponga serio. ¿Quieres convertirte en el barista de moda este verano? ¡Toma nota!

La primera opción para tomar un café frío es todo un clásico

Casi no lo tenemos que mencionar, aunque realmente ya lo hemos hecho en el primer párrafo. El café con hielo es tan popular como versátil, y pocos se pueden resistir a pedirlo en los meses veraniegos. Su segunda ventaja es la sencillez: a tu variedad favorita de café solo tienes que echarle unos cubitos de hielo. Por cierto, para todos aquellos que os guste más saborearlo en casa, en este artículo os dejamos unos consejos para una taza llena de sabor y matices.

¿Necesitas la receta de un frappuccino de café?

¡Pues entonces guárdanos en tus favoritos para tenerla siempre a mano! El frappuccino es una de las combinaciones con café más famosas, y su preparación se adapta a las mil maravillas a todos aquellos que se preguntan cómo hacer café frío.

La receta incluye capuccino, hielo, crema y sirope. ¡Prepararlo no te llevará más de cinco minutos si tienes en casa una cafetera profesional! Solo tienes que preparar dos espressos mientras aprovechas para picar el hielo doméstico en la batidora de vaso, utilizando el programa especial para ello. Una vez listo el café, viértelo en la misma jarra del hielo picado junto a la espuma de leche y el azúcar. Para terminar lo único que queda es batirlo durante un par de minutos para integrar los ingredientes.

Si quieres, puedes darle el toque final con nata montada y sirope de chocolate o caramelo por encima del café. ¡Riquísimo!

Disfruta de un helado de café

Un helado de café casero es una magnífica idea para combatir el calor. Y si tienes una heladera en casa te terminarás convirtiendo en el rey de las sobremesas.

¡Solo tienes que seguir estos sencillos pasos!

  • Haz un almíbar con agua y azúcar.
  • Añade en la heladera el almíbar y el café que más te gusta. Si quieres, puedes elegir un café con doble intensidad para que el helado tenga todavía más sabor.
  • Dale más consistencia al helado utilizando leche o claras al punto de nieve. Incorpora todos los ingredientes en la heladera siguiendo estos consejos y déjalo enfriar en el congelador.

Descubre el café affogato

Si no lo conocías, en Bosch nos ocupamos de las presentaciones: es una mezcla creada para hacer las delicias de los amantes del café y del helado. Sólo tienes que preparar tu café favorito, preferiblemente solo (o espresso) o cortado. Por otro lado, coloca una bola de helado de vainilla en el fondo de la taza y vierte el café sobre ella. Con el contraste de temperaturas, el helado se derretirá y se mezclará con el café aportando un toque extra de aroma y de dulzor. ¡Ya nunca más podrás decir que no conoces la receta del affogato!

¿Cómo se hace un granizado de café casero?

Hacer café granizado casero es otro clásico que nunca pasa de moda. Y como todas las anteriores, una opción muy sencilla de elaborar. Sobre todo si tienes una batidora de vaso SilentMixx, porque te puedes saltar el paso de congelar el café. Te contamos cómo prepararlo.

Prepara unos 500 ml de café espresso o un café solo con muchísimo aroma y a la vez elabora un almíbar con agua y azúcar al gusto. En unos 5 minutos lo tendrás todo preparado para mezclarlo y dejarlo enfriar. Si te apetece, puedes añadir unas gotas de limón.

Ya tendrás la base del sorbete lista, así que llega el momento de preparar el hielo. Te damos dos opciones:

  • Triturar el hielo con la batidora de vaso SilentMixx con su programa especial para picar hielo. Cuando el hielo (¡siempre doméstico!)esté a tu gusto, solo tendrás que mezclarlo con el café y tendrás el sorbete listo.
  • Congelar el café e ir rompiéndolo hasta que tengas trocitos pequeños, perfectos para tomar en tu granizado. Ten en cuenta que esto te llevará más rato, unas 4 horas aproximadamente.

¡Ahora ya no tendrás que recurrir siempre a un café con hielo! Te damos cuatro alternativas deliciosas para ir variando y demostrar a tus invitados que el calor no tiene que ser incompatible con el café. ¿Con cuál de todas estas proposiciones te animas primero?

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.