¡Llega el momento que estabas esperando! Por fin podemos disfrutar de largas jornadas de playa. En Bosch estamos dispuestos a ayudarte para que disfrutes al máximo de tus días de vacaciones. Si estás pensando en pasar unos días de descanso en la playa, ¡aprovéchalos al máximo! No inviertas el tiempo en volver a casa para comer. Si preparas comida para llevar a la playa podrás alargar tu jornada.

En #cocinaconBosch hemos hecho una selección de las mejores recetas para disfrutar al aire libre. Son sabores conocidos, que gustan a mayores y pequeños. Elaboraciones que se conservan bien a pesar del calor, que caben en neveras portátiles o se pueden envasar al vacío para conservar su frescura y todos sus nutrientes.

Siéntate debajo de la sombrilla y prepárate a disfrutar con los tuyos.

¿Qué puedes llevarte de comer a la playa?

Toma nota de nuestras recetas favoritas para disfrutar sobre la arena.

Tortilla de patata

El clásico de los clásicos. ¿A quién no le gusta la tortilla de patata? Si no eres un especialista en la materia, en #cocinaconBosch hemos creado un artículo con nuestros secretos para conseguir la tortilla de patata perfecta. Prepara la tortilla con antelación, espera a que se enfríe, córtala en cuadraditos y envásala al vacío utilizando para ello tu batidora de mano MaxoMixx. ¡Quedará como recién preparada!

2. Empanadillas

De atún con tomate y huevo duro, de espinacas con queso, de lomo con pimiento, de bonito al horno, de puerro con champiñones o incluso de chocolate. Las empanadillas son deliciosas con cualquier relleno y son una de nuestras comidas de playa preferidas.Olvídate de platos y cubiertos y disfruta del placer de comer con la mano.

3. Sándwiches y bocadillos.

Si vas con niños a la playa, la mejor opción es prepararles sándwiches o bocadillos para que puedan seguir jugando mientras comen. Puedes preparar bocadillos de rellenos tradicionales, como carne empanada, salchichas o jamón y queso o aventurarte con recetas más elaboradas. Por ejemplo, nuestro sándwich real food de hummus casero con aguacate, zanahoria y tomate sería una completa comida de playa para disfrutar sobre la arena.

4. Ensalada de arroz

Una base de arroz cocido y los ingredientes que quieras. Opta por alimentos que no necesiten frío como el tomate o el huevo duro y evita aquellos que podrían sufrir con las altas temperaturas, como el queso fresco. En lugar de salsa, añade un chorrito de aceite y una pizca de sal. Envasa tu ensalada de arroz al vacío cuando esté fría y disfrútala en cualquier momento.

5. Rollitos rellenos

Esta es una receta muy fácil de preparar para la que solo necesitarás unos minutos. Compra pan de molde extra fino. Si no lo encuentras, puedes extender el pan con un rodillo, de tal manera que quede una capa muy fina de pan de molde. Cuando lo tengas listo, pon encima del pan el relleno. Puede ser jamón de york y queso, tomate y jamón serrano, naranja y salmón… ¡Lo que más te apetezca! Enrolla el pan, pártelo en trocitos y sujeta los rollitos con un palillo de madera antes de cortarlos. Así aguantarán enrollados y serán mucho más fácil de comer.

 6. Ensalada de pasta

¡Todo un clásico de los días de playa! Nos encanta tomarla fresquita por lo que lo mejor es que lleves una nevera de viaje para poder conservarla. Añade alimentos que no necesiten frío como tacos de jamón de york, huevo duro, tomate, lechuga, maíz, aceitunas, pasas o semillas muy nutritivas como las de chía. Para comer la ensalada con comodidad, hazte con unos pequeños tenedores reutilizables. Puedes preparar porciones individuales en distintos tuppers para evitar que se llene de arena la comida.

7. Al rico gazpacho

Después de tantas horas al sol, paseos por la playa, baños en el mar y castillos de arena, necesitamos refrescarnos. Prepara un gazpacho como más te guste, ponlo en un termo para que se conserve frío y sírvelo en vasos para tomarlo como entrante en esta comida en la playa. También puedes prepararlo en la botella para llevar de tu Mixx2Go y añadirle unos hielos. ¡Delicioso! Y, si tienes una VitaMaxx puedes envasarlo al vacío y llevártelo a la playa o donde quieras conservando todas sus vitaminas.

 8. Brochetas de tomates cherry con queso feta.

Preparar estas brochetas es muy sencillo, ve poniendo en la brocheta un tomatito cherry y una porción de queso feta. Introdúcelo en un recipiente rígido preparado para envasar al vacío, y llévatelo a la playa dentro de la nevera portátil protegido de los hielos. Recuerda que es muy importante que no se rompa la cadena de frío del queso.

9. Boquerones fritos.

¿Qué hay más marinero que comer unos boquerones en la playa? Fríelos bien evitando pasarlos por huevo al rebozarlos y llévatelos a la playa. Para que conserven todo su crujiente, espera a que se enfríen y envásalos al vacío utilizando para ello tu batidora de vaso MaxoMixx . ¡Marchando una buena comida de playa!

H3: 10. Macedonia veraniega.

¿Te vas a quedar sin postre? Pon en un recipiente para envasar al vacío dados de sandía, melocotón, melón, plátano, piña y añade zumo de naranja y azúcar. Envasa el recipiente utilizando para ello tu batidora de vaso VitaMaxx. Sírvelo en vasos y en cucharillas reutilizables para el postre.

Cómo comer en la playa

Comer en la playa tiene su truco. Para que tu comida no se llene de arena te recomendamos lo siguiente:

  • Extiende las toallas bajo la sombrilla, agradecerás estar un rato a la sombra.
  • Lávate las manos y procura que no queden restos de arena.
  • Evita abrir repetidamente la nevera para que no pierda el frío y pueda entrar arena.
  • Intenta en la medida de lo posible que las raciones sean individuales para ahorrarte tener que servir.

Después de la comida, sigue disfrutando de la playa protegido del sol y siguiendo los consejos saludables para no padecer cortes de digestión.

¡Bon appétit!

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.