Seguro que ya has oído, y también comprobado, que la cal es uno de los grandes enemigos de los electrodomésticos. La mayoría de ellos necesitan agua para su funcionamiento, y esta trae consigo sedimentos que quedan incrustados en los conductos del aparato. Especialmente en las planchas se trata de un problema muy habitual; piensa que llenas su depósito con agua para generar el vapor. En este post te contamos más sobre los efectos de la cal y, lo más importante, cómo puedes combatirla.

Antes de nada, es importante abordar el término agua dura, que hace referencia a una alta concentración de minerales (especialmente cal y magnesio) en el agua. Esta no se da igual en todas las zonas geográficas a causa del tipo de suelo, por lo que también podemos hablar del concepto agua blanda, con menos cantidad de minerales. Que en tu ciudad haya una u otra hará que tengas que configurar de forma diferente tus electrodomésticos, como es el caso del lavavajillas, además de llevar un mantenimiento y limpieza más o menos habituales.

comprar-plancha-bosch

Problemas ocasionados por la cal.

Aunque a simple vista no lo veas, la cal puede afectar mucho a tu plancha o tu centro de planchado. A continuación, algunas de sus consecuencias:

  • La cal produce que los conductos se obstruyan, pues conforme pasa el tiempo deja restos que se acumulan.

 

  • Los orificios de la suela de la plancha no pueden hacer bien su trabajo porque la cal los tapona.

 

  • El agua con cal en forma de vapor que sale por los orificios de la suela puede llegar a manchar las prendas dejando cercos blancos.

 

  • La cal que no se trate de forma continuada, puede llegar a acortar la vida útil de la plancha.

comprar-centro-planchado-bosch

Entonces, el agua que introduces en el depósito de la plancha es crucial. Desde Bosch te damos la siguiente recomendación: rellena una mitad de agua del grifo y la otra mitad de agua destilada. Si en tu zona el agua es muy dura, entonces usa 2/3 de agua destilada y 1/3 de agua del grifo. Con esta mezcla conseguirás que la cal no se deposite tanto en la suela de la plancha, ya que el agua destilada lo dificulta.

La importancia de descalcificar la plancha.

Para luchar contra la cal, es imprescindible realizar un proceso de descalcificación regular. Para simplificar la tarea, en Bosch contamos con tecnologías especiales. Descúbrelas:

  • En los centros de planchado: el sistema Calc’nCleanPerfect te avisa de cuándo hay que descalcificar encendiendo un piloto luminoso. Además, estos centros de planchado disponen de un filtro antical que recoge la cal que se forma en el mismo y que debes limpiar con agua bajo el grifo. Este modelo también incluye un programa que limpia el calderín, la manguera y la plancha.

 

  • En las planchas de vapor: las planchas Bosch están equipadas con el sistema AntiCalc (3AntiCalc o 4AntiCalc en función de lo que incluya), que lleva a cabo distintas acciones para que la cal no deje sedimentos.

 

Puedes leer más sobre el proceso detallado de limpieza de ambos aquí. Desde Bosch te aconsejamos descalcificar tu plancha cada 1-2 meses.

 

Ya conoces cómo la cal puede afectar a tu plancha y, por tanto, a tus prendas. Si sigues nuestros consejos, tu planchado siempre tendrá resultados perfectos.

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.