¿Cómo serían las comidas sin pan? Imagina un huevo frito sin poder acompañarlo de un buen pan para mojarlo. Este alimento de primera necesidad compuesto de harina, cereales, levadura, sal y agua está presente siempre en nuestras mesas. Especialmente ahora, que goza de más popularidad que nunca gracias a los fans de lo artesano. Los obradores proliferan a la vez que crece nuestra curiosidad por cereales que antes no eran habituales en nuestro país, como el centeno, la avena o la espelta.

Aunque algunos deciden eliminarlo de su dieta por la falsa creencia de que no era saludable, el pan proporciona un alto contenido en hidratos de carbono, lo que se traduce en energía. ¡Un buen empujón para empezar la mañana! Si tú también eres aficionado al pan, te gusta probar diferentes variedades o incluso preparas tú pan en casa, te interesará saber cómo conservarlo de manera óptima. Lo mejor de todo es que puedes guardarlo en el congelador y conservará la frescura del primer día.

Para empezar, debes saber que no todos se mantienen igual. El pan artesano, de corteza dura y miga compacta, puede durar hasta una semana. Sin embargo, el de media cocción, como por ejemplo una baguette, es de consumo inmediato debido a que a las horas pierde textura y sabor.

Cómo guardar el pan en casa

Cómo guardar y congelar el pan

Antes de nada, ten en cuenta que sólo se puede congelar el pan fresco. Si la barra tuviese varios días, al pasar por el agresivo proceso de descongelación no aguantaría y se despedazaría.

Te aconsejamos cortarlo en rebanadas en lugar de congelar la pieza entera. Así podrás descongelar todo lo que necesites para un día o una comida, sin arriesgarte a descongelarlo todo y que se estropee. Pero si sois muchos en casa y sabes con certeza que la barra entera se acabará, no te preocupes, en el cajón Big Box de nuestros congeladores tendrás espacio de sobra para tus barras de pan.

Una vez cortado, mete las rebanadas en bolsas de plástico o envuélvelas con papel de aluminio para aislarlas del resto de alimentos del congelador.

Por último, aunque puede guardarse pan congelado durante 3 meses, lo ideal es hacerlo durante máximo 4 semanas. Así que, ya sabes, no lo compres con más de un mes vista.

Cómo descongelar el pan

Hay diferentes formas de descongelar el pan en casa, si eres un amante del pan y quieres que tenga su textura óptima y además disfrutar del pan caliente como recién hecho, las mejores opciones son descongelar el pan en el horno o descongelarlo en el horno de vapor.

  • Descongelar pan en el horno: Tápalo con un trapo y deja que se descongele a temperatura ambiente. Después, colócalo sobre la rejilla del horno y llena la bandeja de abajo con agua para que se genere humedad. Selecciona una temperatura media y la función aire caliente, y deja que se haga durante 5 minutos.

Si tienes un horno de vapor, no necesitarás introducir el recipiente con agua y el resultado será genial.

También puedes descongelar el pan directamente, sin hacerlo primero a temperatura ambiente, en un horno precalentado a 180ºC, con el pan envuelto en papel de aluminio.

  • Descongelar el pan el microondas: Cubre el pan con un paño de hilo. Después, colócalo sobre una rejilla para microondas junto con un vaso de agua. Descongélalo con una potencia de 300 W en dos intervalos de 10-15 segundos.
  • Descongelar el pan en el tostador: Esta es una opción estupenda si has congelado el pan en rebanadas previamente. Directas de tu congelador al tostador para un desayuno fácil y rápido.

Formas de conservar el pan

Te damos algunas indicaciones sobre cómo mantener el pan una vez que ya está listo para consumir. ¡Toma nota!

  • Si es pan de molde, mejor déjalo en su envoltorio original y bien cerrado de forma que no le entre aire. Además, guárdalo en un lugar seco, sin exposición directa a la luz y a temperatura ambiente.
  • Evita guardarlo en el frigorífico, pues el pan se seca y se endurece antes de tiempo. Si hay demasiada humedad en el ambiente, lo mejor es congelarlo.
  • Si es pan casero, mételo en una bolsa de tela, nada de plástico o papel, para que la corteza se mantenga crujiente y la miga esponjosa.

 

¡Ahora disfruta de esa miga tierna que tanto te gusta! En #cocinaconBosch te enseñamos a preparar pan en casa. ¡Que aproveche!

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

Al introducir tu email, sí, acepto que BSH Electrodomésticos España S.A. (en adelante, BSH-E) trate mis datos personales e información adicional (como información de producto, compras, reparaciones, etc.) facilitados en este formulario y/o por otras vías, para que me remitan comunicaciones comerciales personalizadas de la marca Bosch, por medios electrónicos (E-mail) y/o otros medios de comunicación equivalente (SMS, Whatsapp, Facebook Messenger, teléfono, etc.) y/o por correo postal sobre artículos del blog, nuevos productos, servicios, recetas, información e invitaciones a participar en eventos, concursos, promociones.

Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com✉.