Es casi imposible que no hayas escuchado hablar de ella. Bien por los históricos “emparedados de mantequilla de cacahuete” de las películas americanas, o porque se ha convertido en una crema muy cotizada dadas las tendencias actuales (fruto en gran parte debido a la corriente Realfood, la crema de cacahuete ha pasado a ser un tesoro muy preciado. ¡Perfecta para tener en la despensa y acompañarla con una gran variedad de alimentos!

¿Cómo hacer crema de cacahuete casera?

¡Es facilísimo! Y además el ingrediente principal no hay ni que mencionarlo. Además, cuando la haces tú mismo resulta más barata que comprarla en un supermercado, y puedes hacerla prescindiendo, por ejemplo, del azúcar.

Toma nota de la lista de cosas que necesitas para hacer tu propia crema de cacahuete:

  • Cacahuetes tostados sin sal (¡muy importante que no tengan sal!). Si los compras ya pelados, te ahorras un paso bastante laborioso.
  • Tu procesador de alimentos. Con el MultiTalent 8 de Bosch podrás triturar la cantidad perfecta para una persona gracias a su mini picador, o hacer mucha más cantidad en su bol XXL. No te preocupes por nada: sus 1250 W de potencia se ocuparán de los cacahuetes sin problema. Además, al contar con un sistema que identifica automáticamente el accesorio que coloques, tendrás la certeza de que siempre utilizas la velocidad más adecuada.
  • Si no tienes procesador, necesitarás un mortero para los primeros pasos.

 En menos de cinco minutos

La preparación no te llevará mucho tiempo, y dejando a un lado el paso donde entra en juego la batidora (con una potencia suficiente para esta tarea o el procesador, es perfecta para hacerla en compañía de los más pequeños de la casa.

Procesador de alimentos Bosch

 Tritura los cacahuetes a potencia máxima hasta que coja la densidad que te guste. Ve haciendo comprobaciones durante el proceso para asegurarte de que la textura es la ideal. Más o menos a los 3 minutos lo tendrás conseguido, y solo queda en un frasco hermético para consérvala en el frigorífico. Puede durar 15 días sin problemas. Con el paso de los días, verás que aceite de los propios cacahuetes sube a la parte superior, pero es lo normal. Solo tienes que volver a mezclar con una cucharilla.

Personaliza tu mantequilla de cacahuete casera

Lo bueno de una receta tan sencilla es que a la vez es muy versátil. Por ejemplo, hay quien utiliza un poco de aceite de oliva virgen extra (AOVE), aceite de sésamo, o mantequilla normal para darle más consistencia.

¿A qué ya te apetece ponerte manos a la obra? Cuando la tengas hecha, la puedes combinar con fruta, echarla en tus tostadas o usarla para elaborar otros platos tan famosos últimamente como el porridge de avena. ¡Recuerda que puedes compartir el resultado de tu crema de cacahuete en las redes sociales de Bosch!

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad.
Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.