Te dirán que se pueden preparar incluso sin la ayuda de una batidora, pero en Bosch queremos que tengas lo mejor, así que entre los consejos que vas a encontrar en este artículo para sobre cómo hacer granizado casero no verás nada que te lo ponga demasiado complicado. Refrescantes, versátiles (se pueden elaborar de un montón de frutas) y del gusto de casi todo el mundo, esta bebida es imprescindible cuando el calor aprieta.

Hacer granizados tiene su técnica

Mezclar hielo y zumos de frutas parece sencillo. Y no nos engañemos: lo es. En España comenzamos a disfrutar de los granizados cuando los árabes nos los dejaron como herencia, pero en sus orígenes era una bebida con demasiado azúcar. Y lo sigue siendo, generalmente, en su variedad industrial. Y de ahí que digamos de forma tan tajante que hacerlos tienen su técnica.

El gran error de los granizados es considerarlos una bebida sana porque lleva el nombre de una fruta, pero, fuera de tu casa, en pocos sitios la encontrarás sin una cantidad prohibitiva de azúcar. A la fructosa que se generar al procesar la fruta, que en principio no debería ser un problema, se une el azúcar refinado, que termina de completar la bomba calórica. A continuación ya entramos en materia y vemos las dos formas de prepararlo.

¿Cómo hacer un granizado casero sin batidora?

Ya damos por hecho que una granizadora industrial no vas a tener en casa, y tampoco te hace falta. También recordemos que al inicio del artículo hemos hablado de complicarlo poco, pero si no tienes una batidora con la potencia suficiente para picar el hielo, posiblemente no te quede otro remedio que hacerlo manualmente. Un granizado casero sin ayuda mecánica se hace siguiendo este proceso:

  • Disuelve a fuego lento medio litro de agua con un poco de azúcar (al gusto, sin pasarse). Añade un poco de ralladura de la fruta protagonista (lo habitual es limón o naranja).
  • Añade el zumo de la fruta que has elegido para la ocasión (la misma de la ralladura, claro). Y todo junto va a una fuente y al congelador.
  • Ahora toca ponerse una alarma para batir un poco cada media hora y conseguir la textura que más te guste.

Y ahora hacemos granizado casero con la mejor aliada: la batidora

Este proceso es mucho más sencillo. Recuerda que en el punto anterior te hemos dicho que tu batidora (de mano o de vaso) tiene que tener la potencia suficiente como para picar hielo doméstico sin problemas. En este artículo te damos algunas propuestas para que no te falte en la cocina. Dicho esto, coloca hielo doméstico en la jarra para batir, el zumo exprimido de la fruta que te apetezca y un poco de azúcar o el edulcorante que tú prefieras. Y a picar todo junto.

Si necesitas ideas sobre cuál es la batidora perfecta para hacer granizados, aquí tenemos una propuesta:

Otra variante, que no sabemos si es más conocida o no que las anteriores, pasa por congelar directamente las frutas exprimidas y pasar por la batidora el bloque de hielo que se forma, algo que puedes hacer sin problema con nuestra batidora VitaBoost. Los que lo han probado dicen que el sabor es mucho más intenso, así que prueba ambas opciones y una vez que lo hayas hecho nos cuentan en los comentarios qué variedad te ha gustado más.

¡Disfruta mucho de tu granizado casero!

 

¿Te ha gustado?
¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.