Si quieres llevar una alimentación saludable, además de comprar alimentos de buena calidad también es importante su elaboración. Por eso es una gran idea cocinar en casa y animarnos a preparar recetas que habitualmente compraríamos en el supermercado, como la pasta o, la protagonista de este post: la leche de almendras. Prepararla en casa es una excelente opción para tener leche fresca y casera, con todas las vitaminas de las almendras.

Propiedades de la leche de almendras.

Antes de contarte cómo prepararla, ¿qué te parece conocer todas las propiedades que esta leche vegetal tiene para ofrecerte?

Lo primero que debes saber es que, al provenir de un fruto seco, no contiene lactosa, colesterol ni gluten. Además, es rica en una gran variedad de vitaminas, minerales y antioxidantes, baja en calorías y con un sabor muy agradable. Por eso se considera un excelente sustituto de la leche de vaca.

Propiedades leche de almendra

Entre las vitaminas que contiene están la E, A y D. Además, las almendras son ricas en calcio, potasio, magnesio, zinc y hierro. Aporta fibra natural soluble e insoluble, y contiene calorías. ¿Necesitas más razones para consumirla?

Leche de almendras, paso a paso.

Hacer leche de almendras en casa es muy sencillo, sobre todo si tienes un extractor de jugos como VitaExtract de Bosch, ya que su función principal es prensar los alimentos a una velocidad reducida para aprovechar al máximo el alimento y obtener la mayor cantidad de bebida posible. Sí, podrás preparar tanto zumos, como salsas, e incluso sopas… y, cómo no, ¡leche de almendras!

Receta para leche de almendras con VitaExtract.

Ingredientes (400 ml):

200 g de almendras

700 ml de agua

Filtro fino

Elaboración:

  • Pon las almendras a remojo en un litro de agua durante 12 horas aproximadamente. Después, desecha el agua utilizada y mezcla las almendras con 700 ml de agua.
  • Utiliza el filtro fino. Bloquea la salida de jugos y pon la palanca en posición cerrada.
  • Vierte un poco de la mezcla de las almendras con el agua en el extractor de jugos. Ponlo en funcionamiento y poco a poco ve añadiendo la mitad de la mezcla de almendras y agua.
  • Cuando el nivel de leche de almendras deje de aumentar, abre la salida de jugos para dejar salir la leche de almendras obtenida.
  • Pon la palanca en la posición intermedia, para que los residuos del filtro puedan ser expulsados.
  • Vuelve a poner la palanca en la posición de cerrado y a bloquear la salida de jugos. Repite los pasos 3 y 5.
  • La leche casera de almendras se conserva, al menos, tres días en el frigorífico.

Receta leche de almendras

Consejo Bosch:

La proporción de almendras en la leche de almendras casera es mucho mayor que en la que se compra preparada. Además, no contiene aditivos. Esto es lo que hará que tu leche de casera sea única y tenga un sabor natural.

¿Qué hacer con los restos de las almendras?

¡No los tires! Podrás añadirlos a unas galletas para hacer en el horno o mezclarlos con avena y cereales. También puedes extenderlos sobre una bandeja y hornearlos a temperatura baja durante una hora para obtener harina de almendra casera.

Con #cuidateconBosch las opciones son infinitas. Nosotros siempre buscamos la manera de que puedas cuidarte fácilmente. ¿Te ha gustado la receta? Cuéntanos qué tal ha ido el desayuno con esta leche de almendras casera.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.