Saber hacer un auténtico risotto italiano y cocinarlo como un MasterChef puede ser fácil, si se hace con mimo, paciencia y siguiendo unas pautas muy claras. La clave está en conseguir un arroz cremoso y meloso, pero no caldoso.

Si quieres cocinar #LikeABosch y hacer un rissoto italiano estupendo, sigue estos trucos y prepárate para chuparte los dedos.

Elige el tipo de arroz adecuado para tu risotto

Utilizar cualquier tipo de arroz común, como el arroz bomba, es contraproducente ya que es un grano pequeño y se trata de un tipo de arroz con mucho almidón. Para hacer un risotto hay que usar arroz muy fino, con granos largos.

Para hacer un risotto italiano debes utilizar, preferentemente, arroz tipo Carnaroli o Arborio. También se puede usar el arroz de variedad Baldo, Maratello o Padano, aunque son más difíciles de encontrar en la mayor parte de los supermercados.

Estos tipos de arroz se caracterizan por absorber todo el caldo, mientras sueltan el almidón. Esto es precisamente lo que se necesita para obtener un risotto delicioso, en su punto, cremoso pero no caldoso.

Prepara los ingredientes con antelación

A la hora de hacer un risotto tradicional, lo ideal es que tengas en la despensa o el frigorífico ingredientes como cebolla, vino blanco, arroz Carnaroli o Arborio, queso parmesano, caldo de carne o de verduras (ideal para hacer un risotto vegano o vegetariano) y algunas verduras y hortalizas como setas, brócoli o pimiento rojo.

El mejor caldo para hacer risotto, el casero

Si vas a hacer un auténtico risotto italiano, merece la pena que el caldo sea casero, a base de carne o de verduras, según la receta. Te recomendamos que tengas reservas en el congelador o en tu frigorífico, para ir sacando tuppers o botellas a medida que lo vayas necesitando en tus recetas de cocina #LikeABosch.

El caldo de cocción debe estar caliente para que, cuando se eche en la sartén con el arroz, no se interrumpa el proceso de cocción. Lo recomendable es cocinarlo a fuego bajo y mantenerlo caliente hasta que sea el momento de echarlo al arroz.

Si tienes dudas sobre qué temperatura es la ideal para cocer el caldo del risotto, puedes utilizar el sensor de cocción para placas de inducción. de Bosch, que se coloca en el recipiente, se conecta con la placa por Bluetooth y permite el control de la temperatura en cualquier tipo de preparación. En este vídeo te explicamos cómo funciona:

Remueve el risotto regularmente

El risotto no es un tipo de plato como la paella, en el que puedas dejar el arroz al fuego y, prácticamente, olvidarte de él. Deberás removerlo regularmente, para que el arroz no se pegue. Eso sí, tampoco es recomendable removerlo en exceso ya que esto podría hacer que el arroz soltase demasiado almidón y los granos se pegasen entre sí.

En este punto es muy importante ‘tostar’ bien el arroz. Para ello recomendamos hacer un pequeño sofrito de cebolla blanca y, a continuación, poner el arroz (unos 80 gramos por comensal), calentarlo e irlo tostando poco a poco. Después será el momento de ir agregando el caldo caliente y los ingredientes, mientras removemos toda la mezcla.

Cómo agregar caldo al risotto correctamente

Mientras se remueve el risotto lo ideal es ir echando el caldo poco a poco, durante todo el tiempo de cocción del arroz y a medida que éste lo necesite. Al comienzo de la cocción el agua debe cubrir el arroz totalmente. Después, deberás ir añadiendo cucharadas conforme el caldo se vaya absorbiendo.

Echar bien el caldo al risotto es muy importante, porque este proceso permitirá que el almidón de los granos de arroz salga poco a poco, dándole la cremosidad correcta al risotto. Normalmente el arroz estará listo en apenas 15 minutos y, si lo has removido bien, los granos estarán al dente.

A qué temperatura se debe cocinar el risotto

El risotto debe cocinarse a fuego medio. Si tu placa de cocina tiene 6 niveles, ponla en el nivel 3. Si tiene 9 niveles, elige entre el 4 y el 5. De esta forma el arroz absorberá el caldo poco a poco.

En cualquier caso, esto no será un problema si tienes una placa de inducción Bosch con tecnología PerfectFry, ya que podrás cocinar a la temperatura adecuada cualquier tipo de alimento gracias a su control automático de la temperatura.

El toque final para hacer un risotto espectacular

Una vez que el arroz haya terminado de hacerse -es decir, cuando está consistente pero no duro-, llega el momento de darle el toque de un MasterChef auténtico.

Cuando el arroz esté en su punto, añade una cucharada de mantequilla y queso parmesano rallado, remueve bien la mezcla para que se integren bien todos los sabores y quede una textura cremosa.

Ahora que ya sabes cómo hacer un auténtico risotto italiano, solo te queda poner la mesa y disfrutar de esta maravilla culinaria. ¡Buen provecho!

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.