Aspirar las diferentes superficies de la casa es una tarea habitual en cualquier hogar para mantenerlo limpio. Por eso, en Bosch diseñamos aspiradoras con prestaciones innovadoras que te facilitan el trabajo. Ya sea con o sin bolsa, sin cable o de mano, todas cuentan con una característica común: ser tus aliadas en la limpieza.

Si en casa cuentas con una aspiradora Bosch, podrás limpiar cualquier tipo de suelo, desde la baldosa hasta la moqueta, incluso el sofá. Para garantizar su poder de succión y un funcionamiento excelente, es importante que lleves un buen mantenimiento donde la limpieza es clave.

Aunque en Bosch se ha reducido el mantenimiento al mínimo, no está de más dedicar unos minutos a limpiarlas y alargar su vida útil. Sigue estos pasos asegurándote de que está desconectada:

Limpieza de la aspiradora

 

  • Lo más aconsejables es vaciar el depósito después de cada uso o, como muy tarde, cuando el polvo o la suciedad sean visibles en el filtro para pelusas o cuando el polvo haya alcanzado la marca del depósito. Al vaciarlo, controla el grado de suciedad del filtro para pelusas y, si es necesario, límpialo.
  • Para limpiar el exterior de la aspiradora y las piezas de plástico de los accesorios, puedes pasar un paño húmedo. Recuerda no utilizar productos abrasivos. Además, no se debe introducir agua dentro de la aspiradora.

La limpieza según el tipo de aspiradora.

  • Si tienes una aspiradora sin bolsa, la limpieza es realmente sencilla. Tendrás que centrarte en el filtro que, en la mayoría de nuestros modelos, como el aspirador Relaxx’x, tienen la función SelfClean System. ¿Cómo funciona? El filtro se limpia automáticamente y cuenta con el sensor integrado SmartSensor Control, que verifica y avisa de cuándo es momento de limpiar el filtro. También recuerda vaciar regularmente el contenedor de polvo.

Mantenimiento aspiradora

 

  • Si tienes una aspiradora sin cable, como el modelo Athlet Ultimate, cuentan con el sistema RotationClean. Cuando el SmartSensor Control se activa, sólo hay que extraer el depósito y girar tres veces la pestaña. De esta forma, el polvo caerá al interior del depósito y la aspiradora recuperará el nivel óptimo de succión.

Aspiradora sin cable

  • Si tienes una aspiradora con bolsa, la limpieza del tubo y de las cerdas del cepillo es muy importante para mantener y garantizar la succión y que su eficiencia energética no disminuya. Gracias al sistema EasyClean de las aspiradoras Bosch es muy sencillo mantener el cepillo limpio.

Aspiradora con bolsa

En estas aspiradoras, la limpieza del filtro dependerá del tipo de aspiradora con bolsa que tengas. Por ejemplo, los modelos con bolsa de la gama Zoo’o ProAnimal, ideales si tienes mascotas, tienen el filtro HEPA, que es lavable y muy sencillo de limpiar. Lo mismo sucede con el aspirador ProSilence y el modelo ProHygienic. Solo tendrás que asegurarte de dejar secar muy bien el filtro antes de colocarlo de nuevo en la aspiradora.

También tienes que tener en cuenta el cambio de bolsas. Con las bolsas G All podrás estar tranquilo, pues encajan en todos los modelos de aspiradoras Bosch. Además, su diseño protege el motor de fugas de suciedad y asegura un rendimiento mayor que otras bolsas, para que los cambios sean menos frecuentes.

La limpieza de los diferentes modelos de aspiradoras dejó hace mucho de ser algo complejo gracias a Bosch.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

He leído y acepto la Política de privacidad

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 He leído y acepto la Política de privacidad.