Si tienes una placa de inducción en casa es que te gustan las cosas sencillas, cómodas y de calidad. Este sistema de cocción ha revolucionado la cocina por todas las ventajas que trae, entre ellas, su fácil limpieza.

¿Sabes por qué?

El funcionamiento de la placa de inducción está directamente relacionado con lo fácil que es limpiarla. Esta tecnología genera un campo magnético que calienta exclusivamente los recipientes metálicos ferromagnéticos y, a su vez, estos calientan los alimentos que contienen. Si acabas de comprar tu placa de inducción y no entendías por qué necesitaba un tipo de recipientes especiales, ahora ya lo sabes. Por tanto, la gran ventaja de las placas inducción es que el cristal no alcanza temperaturas tan elevadas como en el caso de las vitrocerámicas. Otros beneficios de las placas de inducción son la eficiencia, la rapidez y el mantenimiento constante de la potencia.

Limpiar la placa de inducción requiere menos esfuerzo que otros tipos de placas porque ya no tendrás que rascar para eliminar un resto de comida. Por otro lado, también es más segura, ya que tampoco transmite calor a la mano o a un trapo olvidado.

Limpiar la placa de inducción paso a paso.

Nuestro consejo para que apenas tengas que llevar un mantenimiento de tu placa es que limpies los restos después de cada uso. ¿Es mejor limpiar la inducción en frío o en caliente? Como la superficie apenas se calienta, puedes hacerlo sin problemas nada más acabes de cocinar. Ahora, sigue estos pasos:

  1. Utiliza una bayeta (apta y que no raye) o una esponja mojada en agua y jabón.
  2. A continuación, aclara.
  3. Seca con paño. Esto es importante para que no aparezcan manchas blancas de la cal que contiene el agua.

Nuestras placas de inducción cuentan con la función limpieza, la cual te permite bloquearlas para no cambiar ningún ajuste ni valor de la electrónica si se ha derramado algo y quieres limpiarlas en el momento.

¿Qué productos puedo usar para limpiar una placa de inducción?

Otra opción además del agua y el jabón es utilizar un limpiador especial. En ese caso, retíralo con un paño después de haberlo dejado actuar durante unos minutos. Este producto para limpiar la placa también aporta una película protectora que deja la placa limpia y brillante durante más tiempo.

Recuerda que para evitar arañazos o quemaduras es importante usar productos específicos para limpiar este tipo de superficies. Evita cualquier sustancia corrosiva o abrasiva, así como los estropajos metálicos.

Por otro lado, no te recomendamos el uso de placas difusoras para cocinar en tu placa. Estas son una especie de base ferromagnética que se coloca entre la placa y un recipiente no apto para inducción, de forma que se calientan e irradian calor al recipiente. El inconveniente es que pueden romper el cristal de la placa o estropear la electrónica.

 

¿Has visto qué fácil es mantener tu placa de inducción limpia? Con esta tecnología solo tendrás que preocuparte por las deliciosas recetas que prepares.

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.