Las planchas de vapor son un electrodoméstico indispensable en cualquier hogar por lo mucho que contribuyen al cuidado de nuestra ropa y buena imagen. Por eso no debemos olvidar que nosotros también tenemos que cuidarlas si queremos que se mantengan en las mejores condiciones durante mucho tiempo. ¿Sabes qué mantenimiento debes llevar de tu plancha? Sigue estos consejos para limpiarla correctamente.

¡Evita la cal! Así no tendrás que limpiar la plancha

La cal es la principal enemiga de las planchas (y de otros electrodomésticos que entran en contacto con el agua), ya que impide que el vapor circule correctamente por los conductos y orificios, haciendo que pierda su eficacia.

Para evitar su aparición, te aconsejamos que mezcles el agua del grifo con agua destilada en proporción 1:1. Si el agua de tu zona es muy dura, puedes mezclarlas en proporción 1:2. No utilices nunca sólo agua destilada.

Agua para planchar

 

Conserva limpio el interior de la plancha

¿Sabías que es recomendable limpiar la plancha periódicamente? Especialmente si vives en una zona donde el agua es muy dura. Te contamos cómo hacerlo.

En función de los modelos, las planchas Bosch cuentan con distintos sistemas anti-cal para eliminar los sedimentos sin esfuerzo. El sistema AntiCalc es una combinación de funciones que evita que la cal se sedimente en el depósito o en la suela. De esta forma, minimiza el riesgo de manchas en los tejidos, mantiene la producción de vapor en los niveles adecuados y alarga la vida útil de la plancha. Además, tanto las planchas como los centros de planchado cuentan con el sistema Calc’n Clean, que elimina las partículas de cal de la cámara de vapor. Este te avisa cuando sea necesario hacer la limpieza. Para ello, tendrás que darle a un botón para que empiece el proceso, además de seguir algunos pasos que te detallamos en el manual de instrucciones.

Sistema antical planchas Bosch

 

¿Y la base?

Si tu plancha cuenta con bases de revestimiento cerámico, el riesgo de que se ensucie o se raye es casi nulo, a diferencia de las planchas tradicionales.

Para limpiar la base de la plancha: desenchúfala, deja que enfríe y, con un paño húmedo o con una esponja con detergente muy suave, frótala y deja que se seque.

Además, te recordamos que no es conveniente introducir elementos puntiagudos por los orificios de la plancha para intentar extraer los restos de cal. Tampoco es bueno frotarla con un producto abrasivo ni limpiadores fuertes.

 

Limpiar la base de la plancha

 

¿Quieres que tu ropa huela bien?

Un truco de planchado muy útil es humedecer ligeramente la prenda antes de plancharla. Si utilizas agua de planchado con aromas, hazlo siempre pulverizando la prenda. Nunca utilices el agua de planchado perfumada en tu plancha, ya que puede estropearla.

Con estos sencillos consejos, podrás mantener tu plancha limpia y sacarle el máximo partido.

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.