El verano está a la vuelta de la esquina. Es decir, que en poco tiempo estaremos disfrutando de las piscinas… y trayendo alguna que otra mancha de hierba en la ropa. Si no son muy grandes, lo más normal es que con el programa que habitualmente utilizamos en la lavadora desaparezcan sin que sea necesario ni siquiera un prelavado. Ya sabes que, cuanto más frescas está una mancha, se quitará con más facilidad.

Las lavadoras Home Professional de Bosch con selector de manchas tratan automáticamente hasta 16 tipos de manchas diferentes. Entre ellos, uno es la hierba. Así que ésta sería la mejor opción de todas.

quitar manchas de hierba

¿Y si nuestra lavadora no cuenta con esta función? Todavía tenemos alternativas. Por ejemplo, si las toallas o las prendas son de colores claros, una forma de asegurarnos un buen resultado es utilizar un quitamanchas.

En el caso de que en algún punto concreto se haya acumulado demasiado verde, lo primero que tendríamos que hacer es raspar esos restos de césped con una espátula o con un cuchillo de mantequilla. Recuerda hacerlo con cuidado para no estropear el tejido.

A continuación, puedes lavar la toalla o prenda a mano elaborando tú mismo el quitamanchas. Pon en un vaso media medida de agua y otra media de vinagre blanco, y remueve bien la mezcla. Después, empapa la mancha en la mezcla y déjalo así unos cinco minutos. Después, frota la zona con el detergente que normalmente empleas. Si es en polvo, basta con que mezcles un poquito con agua hasta que se forme una masa ligeramente espesa, que tendrías que untar sobre la mancha. Frótala bien, usando tus dedos, un cepillo de dientes, o friccionándola con la misma tela. Deja que todo ello haga acción durante 15 minutos y luego métela en agua fría.

Cuando esté enjuagada debería, en principio, haber desaparecido todo rastro de la mancha. Si no es así, puedes repetir la operación.

Quitar machas de hierba en la lavadora

Una operación parecida se puede hacer con el bicarbonato. Haz una pasta compuesta de bicarbonato y agua y frota con ella la tela. Después métela en la lavadora.

Si la mancha tiene ya bastante tiempo quizá haya que recurrir al alcohol. Pon en un vaso agua y un cuarto de la cantidad de agua en alcohol. Unta la mezcla en un trapo de cocina y dale golpecitos a la mancha, no la fricciones. Prepara un barreño con agua templada en la que haya un poquito de jabón y aclara la prenda. Por último, mételo todo en la lavadora.

Otro recurso muy empleado es el de frotar, durante unos cinco minutos, la mancha con detergente líquido. Para ello no hay más que verter una pequeña cantidad en la zona afectada, frotarla un buen rato, y luego enjuagarla con agua fría.

Pero hasta que llegue el momento, relájate, toma el sol, lee un libro ¡y disfruta de la piscina!

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

He leído y acepto la Política de privacidad

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

2 Comentarios

  1. luiza

    Tu equipo Bosch, thanks! And thanks for sharing your great posts every week!

    Responder
    • Tu equipo Bosch

      Hello, Thank you for your message 🙂 We remain at your disposal for further requests. Best Regards

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 He leído y acepto la Política de privacidad.