La cocina es un laboratorio en el que suceden muchas cosas. Además de tus recetas, también hay otros procesos en los alimentos que pasan inadvertidos para nuestros ojos. La comida está llena de diferentes microorganismos y estos pueden viajar de unos alimentos a otros produciendo diversas reacciones. Una de ellas es la contaminación cruzada, que en #cocinaconBosch te explicamos a continuación.

¿Cómo se puede contaminar un alimento?

La contaminación cruzada es la que se produce cuando las bacterias de un alimento crudo contaminan otro alimento cocinado. Este proceso puede darse de dos maneras:

  • Directa: se produce un contacto directo entre los dos alimentos. Bien porque se tocan, o bien porque los líquidos procedentes de uno llegan al otro. Otra posibilidad es que se mezclen a propósito para consumirse, como sucede al preparar una ensalada.
  • Indirecta: el medio para la contaminación son las manos de la persona que manipula los alimentos y cocina, o los utensilios que se utilizan; desde la tabla al cuchillo, pasando por el trapo.

Alimentos crudos como carnes, aves, huevos y verduras contienen los microorganismos mencionados. Tranquilo, esto no supone un problema de seguridad, ya que las bacterias se eliminan al cocinar. Eso sí: si quieres consumir el producto crudo, tendrás que ser precavido y asegurarte de que lo conservas a la temperatura adecuada para que no se conviertan en alimentos contaminados. La clave es no romper la cadena del frío, para lo que es fundamental el frigorífico, que mantiene una temperatura baja y constante en el interior.

Frigorífico VitaFresh Bosch

Es cierto que no todos los alimentos requieren la misma temperatura para conservarse. Bosch se adapta a esa necesidad con los frigoríficos VitaFresh, que cuentan con cajones para carne y pescado, y para frutas y verduras, con regulador de temperatura independiente. Este sistema consigue que los alimentos duren hasta el triple de tiempo que en un frigorífico convencional.

¿Qué sucede cuando se produce una contaminación cruzada? Las mismas reacciones que produce una alergia alimentaria, como inflamación y urticaria, o una intoxicación alimentaria. Para evitar esos malos ratos, no te pierdas nuestros consejos.

Cómo evitar alimentos contaminados.

Para reducir el riesgo de contaminación cruzada, hay una serie de buenas prácticas que puedes llevar a cabo y que no te costará nada incorporar a tu rutina:

  • Empieza por tener la nevera bien organizada. Coloca los alimentos cocinados en las baldas superiores y los crudos en las inferiores, para que, en caso de goteo, este no llegue a la comida cocinada.
  • Aparte de para mantener tu frigorífico limpio más tiempo, guardar los alimentos en recipientes herméticos previene la contaminación cruzada y los malos olores.
  • Es aconsejable lavarse las manos antes y después de manipular alimentos crudos, incluso cuando pases de uno a otro diferente.
  • Los utensilios de cocina que utilizamos también pueden transportar bacterias de alimentos contaminados. Lo mejor es que no uses los mismos para los alimentos crudos que para los cocinados. Además, recuerda limpiarlos cuando manipules un alimento diferente. ¡Incluso la batidora!

Frigoríficos VitaFresh Bosch

  • Una cocina limpia y desinfectada es importante. Cuando limpies la encimera y las tablas no solo basta con un paño. Lo mejor es que lo hagas usando agua caliente y jabón.
  • Lo mismo sucede con los trapos. Si se ha manchado de un alimento crudo, es preferible que lo cambies por otro. Un sistema cómodo es el papel desechable.
  • Si has hecho una tortilla, no la sirvas en el plato que has usado para darle la vuelta, porque tiene restos de huevos crudo.
  • Cuando vayas a tomar una ensalada de varios ingredientes, procura hacerla en el último momento. Además, guárdala en la nevera (convenientemente tapada con film) hasta el momento de servirla.

Despreocúpate por los alimentos contaminados y disfruta de una alimentación segura, saludable y muy rica con los consejos Bosch.

¿Te ha gustado nuestro post?

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

Al introducir tu email, estás dando expresamente tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales con la finalidad de enviarte newsletters con artículos del blog. Para la finalidad indicada BSH-E puede ceder tus datos a terceros proveedores de servicios. Tus datos se conservarán mientras se mantenga la suscripción o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. En cualquier momento puedes retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de tus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a BSH-E enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com o mediante comunicación escrita a BSH ELECTRODOMESTICOS ESPAÑA, SA Polígono Empresarial PLA-ZA, Ronda del Canal Imperial, nº 18-20 (Zaragoza) indicando la referencia “Protección de Datos” y el derecho que ejercitas. Política de privacidad