Lo tienes perfectamente interiorizado. Tanto si sobra algo de comida, como si eres previsor y en el supermercado compras de más para no tener que volver a comprar al poco tiempo, el congelador es tu gran aliado en casa. El lugar perfecto para conservar tus alimentos porque el tiempo se para dentro de él. Pero, ¿sabías que también puedes guardar en el congelador otro tipo de cosas? A continuación, reunimos diferentes parejas de objetos y alimentos que te van a sorprender: ¿al congelador o no?

¿El osito de peluche o los huevos?

usos-congelador-bosch

La forma más fácil de acabar con los ácaros que puede haber en peluches y mantas es meterlos en el congelador dentro de una bolsa de plástico durante 24 horas. Puedes hacerlo regularmente y, al sacarlos del congelador, lavarlos para consigan de nuevo un tacto suave.

Sin embargo, no es recomendable guardar los huevos duros en el congelador. De hecho, su sabor una vez descongelados es muy malo. ¡Ni tampoco metas los huevos frescos! Su cáscara se rompe con las temperaturas bajo cero. Aunque tenemos una solución: sí puedes congelar las claras y las yemas. Lo más cómodo es colocarlas en un bol tapado.

¿La cera o la lechuga?

elegir-congelador-bosch

¡Vaya! ¿Tu mantel ha sufrido un pequeño accidente y se ha caído la cera de la vela? No te preocupes. Solo tienes que meter el mantel durante unas horas en el congelador. Una vez que la cera se endurezca, resulta muy fácil despegarla del tejido.

Con las ensaladas de lechuga y pepino no tendrás la misma suerte. Estos alimentos no son recomendables para el congelador por la cantidad de agua que contienen. Cuando el agua se cristaliza, destruye la estructura de la verdura y se vuelve pastosa.

¿Los vaqueros o las fresas y los tomates?

meter-congelador-bosch

¡Qué rabia da sentarse encima de un chicle! Por suerte, puedes meter la prenda, dentro de una bolsa de plástico, en el congelador. Una vez que el chicle se haya congelado podrás rascarlo y quitarlo fácilmente.

Y, ¿qué pasa con las fresas y los tomates? Puedes guardarlos en el congelador, pero ten cuenta que perderán gran parte de su sabor y textura.

¿Los cojines o el yogurt?

objetos-en-congelador-bosch

Seguro que en casa tienes alguna prenda delicada, ropa de hogar o similar que no puedes lavar en agua caliente. Pero, claro, ¡eso a las polillas les da igual! Si metes el cojín o la colcha dentro de una bolsa de plástico y los dejas en el congelador durante 2-3 días, será el fin para las polillas y sus huevas.

En cuanto al yogurt y la nata agria, pueden aparecer grumos. Al guardar productos frescos en el congelador empiezan a aparecer capas y, en el caso de la mayonesa, esta pierde su textura cremosa. Sin embargo, la leche semidesnatada puede congelarse sin ningún problema.

 

¿Conocías estos trucos? ¿Has visto lo útil que puede ser el frío del congelador? Cuéntanos si tú también tienes otras ideas originales para el hogar.

¿Te ha gustado nuestro post?

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

Al introducir tu email, estás dando expresamente tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales con la finalidad de enviarte newsletters con artículos del blog. Para la finalidad indicada BSH-E puede ceder tus datos a terceros proveedores de servicios. Tus datos se conservarán mientras se mantenga la suscripción o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. En cualquier momento puedes retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de tus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a BSH-E enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com o mediante comunicación escrita a BSH ELECTRODOMESTICOS ESPAÑA, SA Polígono Empresarial PLA-ZA, Ronda del Canal Imperial, nº 18-20 (Zaragoza) indicando la referencia “Protección de Datos” y el derecho que ejercitas. Política de privacidad