¿Sabes los litros de agua que deberías beber cada día? Según el Instituto de Investigación Agua y Salud, las mujeres deberían beber unos 2 litros de agua al día; mientras que los hombres, 3 litros diarios. En los niños, el consumo aumenta a medida que se van haciendo mayores. Por ejemplo, un bebé de 3 meses debería beber unos 750 ml de agua o líquido al día, mientras que al cumplir los 10 ya debería beber 1,5 litros.

Además, si nuestro cuerpo es agua en un 65%, ¿cuál es la mejor agua mineral que podemos beber? En #cuídateconBosch sabemos lo importante que es hidratarse para estar sanos, por ello queremos que encuentres la mejor para ti. Según los expertos, la mejor agua es el agua mineral natural con una mineralización débil y una dureza blanda, es decir, que contenga pocos minerales y pocas sales. Especialmente si no se padece ninguna necesidad especial o problema de salud.

Como ves, existen distintos tipos de agua en función de sus minerales y de su dureza, que es el carbonato cálcico que tiene. Entre todas las aguas minerales embotelladas del mercado, encontramos diferentes tipos:

Aguas de mineralización débil o muy débil.

Destaca por los bajos niveles de magnesio (menos de 50 mg/l) y calcio (menos de 150 mg/l). Está recomendada para todos, aunque es la mejor agua mineral para bebés y para acompañar comidas infantiles. También para aquellos con dolencias renales ya que, debido a su baja mineralización, el organismo procesa mejor las sales.

Aguas de mineralización fuerte.

Tienen residuos, es decir, calcio y magnesio en altas cantidades. Se recomienda beber esta agua si tu salud es de hierro y no tienes ningún problema de riñón, para que procesen la alta concentración de sales que hay en un litro de agua (1500 mg/l aproximadamente).

mejor-agua-mineral

Aguas hiposódicas diuréticas.

Los niveles de sodio de esta agua son muy bajos (inferiores a 20 mg/l) y, por lo tanto, adecuados para personas con problemas de riñón, hipertensión, problemas cardiacos o retención de líquidos, ya que su organismo las procesa mejor y no se acumula sal. Si estás siguiendo una dieta baja en sal, esta es la mejor agua que puedes beber.

Aguas bicarbonatadas.

Son aquellas en las que los bicarbonatos superan los 600 mg por litro. Por su efervescencia, el bicarbonato ayuda a la digestión, así que si tienes una comida pesada o te cuesta digerir los alimentos, bebiendo esta agua aligerarás el proceso y no te sentirás tan hinchado.

Aguas sódicas.

Al contrario de las aguas hiposódicas diuréticas que están recomendadas para dietas bajas en sal, las aguas sódicas están pensadas para la recuperación después de hacer deporte debido a su alta concentración de sodio (200 mg/l). Al sudar, se pierden muchas sales que se pueden recuperar bebiendo aguas sódicas frías.

Aguas sulfatadas.

Aunque tienen un sabor algo amargo, su contenido en sulfatos es beneficioso y regenerador para nuestra piel. Distinguirás las aguas sulfatadas porque tienen más de 200 mg/l de sulfatos.

Aguas ferruginosas.

Con más de 1mg/l de hierro, este tipo de agua es recomendable para personas con problemas de anemia, para suplir la carencia de hierro en su organismo.

 

¿Creías que todas las aguas eran iguales? Ahora que ya conoces las diferencias, elige la mejor para ti y ten siempre un vaso a mano. Para tomarla fresquita, nuestros frigoríficos te ayudan. ¡Incluso sin tener que abrir la puerta!

¿Te ha gustado nuestro post?

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

Al introducir tu email, estás dando expresamente tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales con la finalidad de enviarte newsletters con artículos del blog. Para la finalidad indicada BSH-E puede ceder tus datos a terceros proveedores de servicios. Tus datos se conservarán mientras se mantenga la suscripción o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. En cualquier momento puedes retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de tus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a BSH-E enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com o mediante comunicación escrita a BSH ELECTRODOMESTICOS ESPAÑA, SA Polígono Empresarial PLA-ZA, Ronda del Canal Imperial, nº 18-20 (Zaragoza) indicando la referencia “Protección de Datos” y el derecho que ejercitas. Política de privacidad