El mundo de las harinas es… ¡todo un mundo! En el mercado puedes encontrar una gran variedad de tipos de harina, incluso algunas hechas de cereales y legumbres. Aunque la más conocida probablemente es la harina de trigo, que se utiliza tradicionalmente para bizcochos, panes y rebozados.

¿Las conoces todas? En #cocinaconBosch te vamos a contar qué tipos de harina existen y cuáles son las más populares. ¡Empezamos nuestra lista!

●       Harinas de trigo.

  • Harina de fuerza: es la adecuada para preparar pan, masa de pizza, roscones de reyes y bollos. Tiene muchas proteínas, entre el 10 y 12%, y es ideal para la panificación, ya que resiste las altas temperaturas del horno.

La harina de trigo es la más común

  • Harina débil o floja: se utiliza en repostería para la elaboración de bizcochos, pasteles y magdalenas, y también para preparar salsas como la bechamel. Tiene un porcentaje de proteínas más bajo: entre 7 y 9%.

●       Harinas de cereales.

  • Harina de espelta: este cereal se caracteriza por proporcionar mucha energía y digerirse con más facilidad que la harina de trigo, así como por su sabor dulce similar a la nuez. Su harina se recomienda para preparar pan y espesar salsas (como unas almejas a la marinera). Los celiacos deben abstenerse, pues contiene gluten.
  • Harina de maíz: es la que se utiliza para preparar tortitas de maíz, arepas, etc. No contiene gluten y también queda bien en repostería si se combina con otras harinas. La puedes encontrar de tipo blanca o amarilla.
  • Harina de arroz: es una de las harinas aptas para celíacos. Se puede utilizar como espesante de salsas y también en repostería mezclada con otras harinas para que suba el bizcocho.

La harina de arroz es apta para celíacos.

  • Harina de avena: tiene un alto contenido en fibra y nutrientes. Se puede hacer fácilmente en casa triturando los copos con una batidora de mano o con una picadora. Su textura es granulosa y puede usarse para preparar tortitas, magdalenas y galletas.
  • Harina de quinoa: la quinoa es un superalimento que contiene más grasas y proteínas que cualquier otro cereal. Es apta para celíacos y sirve para hacer pan, brownies, bizcochos, rebozados y albóndigas, entre otras cosas.

●       Harinas de legumbres.

  • Harina de garbanzos: es una harina nutritiva de textura fina que se obtiene a partir de garbanzos molidos. Se utiliza principalmente en la cocina india y sirve para hacer salsas, cremas e incluso para rebozar. Como es aglutinante, ¿sabías que también puede sustituir al huevo en una tortilla?

 

La harina de garbanzos es muy nutritiva.

  • Harina de soja: es aglutinante y por ello se utiliza cada vez más en panadería. Permite que el pan suba sin necesidad de utilizar mucha levadura.

●       Harinas de frutos secos.

Aquí, la harina por excelencia es la de almendras, que puede sustituir a la harina de trigo porque no tiene ni gluten ni grasas, por lo que es apta para diabéticos. La puedes utilizar para hacer bizcochos, pan, magdalenas, galletas y también para la masa de la quiche.

¿Habías oído hablar de todos estos tipos de harinas? ¿Cuáles de ellas has probado? ¿Tienes una favorita?

 

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.