Es probable que estos días en casa te preocupes más de lo habitual por la limpieza. Por una parte, el hecho de pasar 24 horas dentro de ella, hace que la ensuciemos y desordenemos más que de costumbre. Por otro lado, estamos preocupados porque esta se mantenga libre de gérmenes y agentes infecciosos. Mantener tu hogar limpio y desinfectado es fácil si sigues estos consejos.

Empieza por trazar un plan de limpieza

Tanto si convives con varias personas como si vives solo, lo más importante es que empieces por listar todas las tareas de limpieza. Si compartes tu hogar, asigna las tareas a los miembros de la familia, teniendo en cuenta que algunas de ellas, como la limpieza del baño, deben realizarse con más cuidado. Para preparar un plan completo, pasea por tu casa, apuntando cada una de las necesidades. ¿Lo tienes todo? Traza tu plan de limpieza teniendo en cuenta aspectos como el número de personas que vive en el hogar y la dinámica de cada uno.

 

Prepárate para la limpieza

 Antes de lanzarte a limpiar y desinfectar tu hogar, repasa todas las habitaciones. Deshazte de papeles viejos y todo aquello que llevabas tiempo pensando en tirar. Es el momento de crear algo de espacio. Puedes guardar todo aquello que necesites reciclar o tirar en una o varias cajas y dejarlo en una zona de poco tránsito. De esta manera, sentirás que vives en un espacio más grande y ordenado.

Otro punto clave en este tipo de limpiezas es el kit que vas a necesitar. Utiliza bayetas nuevas, trapos de microfibra, lejía o amoniaco y, sobre todo guantes desechables. Cuando acabes la limpieza, tira los elementos desechables y lava en la lavadora los trapos que has utilizado, seleccionando el programa de 60º.

Extrema las precauciones

 La cocina y el baño son dos puntos de tu hogar a los que debes prestar mayor atención. Y es que, se trata de las zonas en las que se acumulan más bacterias. Para dejarlas limpias, utiliza lejía para limpiar en profundidad los baños, poniendo especial atención en el inodoro. Lávalo en profundidad, utilizando para ello guantes desechables y lejía.

En el caso de la cocina, aprovecha para limpiar cajones y armarios. Vacía y aspira en profundidad. Si cuentas con aspirador Unlimited, utiliza su accesorio para juntas. Con ello conseguirás que no quede ningún rastro de alimentos. Recuerda iniciar la limpieza por los cajones superiores, para evitar tener que volver a limpiarlos de nuevo.

Para mantener tu encimera limpia de bacterias, recuerda no apoyar nada que venga de la calle, como bolsas del supermercado. Utiliza productos habituales en la limpieza de la cocina para acabar con retirar los restos de suciedad. Después, con agua templada y unas gotas de un producto de limpieza para cocinas, frota toda la superficie. Deja que la mezcla haga efecto durante unos minutos. Aclara con agua templada y seca bien con un trapo limpio. ¡Listo!

Para limpiar la vajilla y los instrumentos de cocina, nada más adecuado que utilizar el lavavajillas. Y es que este electrodoméstico es capaz de lavar tus utensilios a altas temperaturas, consiguiendo una mayor limpieza e higiene. Si tienes dudas sobre qué puedes y qué no puedes meter en el lavavajillas, no te pierdas este artículo.  ¡Te lo explicamos todo!

Lugares críticos, el sofá y la cama

 Seguro que tu plan de limpieza cuenta con tareas como limpiar el polvo, pasar el aspirador o fregar. ¿Has incluido la limpieza del sofá y de la cama? Se trata de dos lugares críticos en los que también debes centrar tu atención.

Por un lado, el sofá de tu casa es un lugar habitual de descanso. Tanto si vives solo como si compartes tu hogar, es uno de las zonas más utilizadas. Es por ello que deberías pensar en realizar una limpieza en profundidad. En el caso de que tu sofá cuente con funda, puedes lavarla en tu lavadora, teniendo en cuenta el programa más adecuado para ello. Si no cuenta con funda, puedes optar por varias opciones.

  • Aspira en profundidad. Si cuentas con un aspirador como Unlimited, puedes utilizar su accesorio especial para limpiar tapicería. Aspira hasta el último rincón.
  • Limpia la tapicería con un producto desinfectante.
  • Tapa el sofá con una sábana limpia. Este remedio te permitirá mantener tu sofá limpio durante más tiempo. Cada dos días, lava la sábana a temperatura alta en tu lavadora. Plancha la sábana utilizando tu centro de planchado o plancha de vapor, y vuelve a tapar tu sofá.

 Apóyate en tus electrodomésticos

 Ahora más que nunca, es importante mantener la limpieza en el hogar. Desde Bosch te recomendamos que te ayudes de tus electrodomésticos para llevar mejor esta tarea. Si tienes lavavajillas, evita fregar a mano. Lava tus prendas a menudo en la lavadora, utiliza la secadora para conseguir un secado más preciso y haz uso de todos los accesorios de tu aspirador, apoyándote en aquellos que cuentan con sistema de friltrado, como el ProHygienic. Te ayudarán a mantener un hogar limpio y libre de bacterias. Además, puedes consultar todos nuestros vídeos de limpieza en nuestro canal de YouTube.

Ahora más que nunca, cuenta con Bosch. Nosotros contamos contigo.

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad.
Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.