Las guarniciones son la coronación perfecta para cualquier receta digna del mejor MasterChef. Una buena guarnición es el toque final ideal para hacer que esa carne o ese pescado pasen la barrera entre lo delicioso y lo sublime. En este post vamos a contarte algunas recetas de guarniciones fáciles de hacer para acompañar tus platos de carne, pescado o verdura. ¿Nos acompañas?

Las guarniciones tienen el papel fundamental de equilibrar las recetas, dar color y alegría a los platos y aportar contraste de sabores. Son una buena forma de empezar a probar nuevos sabores y alimentos, algo muy importante en la alimentación de los niños.

Una buena guarnición debe ser minimalista y estar bien presentada. Es importante que sus componentes tengan el mismo tamaño y grosor, tanto por estética como para equilibrar los sabores del plato en cuestión.

Puedes cortar, rallar o trocear los ingredientes de la guarnición como quieras, pero si quieres conseguir un resultado uniforme te recomendamos que lo hagas con uno de nuestros procesadores de alimentos.

Guarniciones para carne

  • Patatas

Las patatas son un clásico de las guarniciones para carne y, también, para pescado. Aportan hidratos de carbono y poca cantidad de grasa si no se hacen fritas. Te aconsejamos hacerlas al horno, asadas o con la función vapor de nuestros hornos Bosch.

  • Timbal de verduras

Es una guarnición que puedes hacer con las verduras que más te gusten. Solo tendrás que cortarlas a rodajas, freírlas en una sartén, mezclarlas con huevo batido y colocarlas en capas con un toque de queso. Para darle la forma de ‘torre’ puedes ayudarte de algún utensilio cilíndrico, como por ejemplo un vaso chato.

  • Puré de boniato

El boniato es un tubérculo dulce, con mucha vitamina A. Su sabor es una mezcla entre zanahoria, calabaza y patata. Puedes hacerlo en puré, para dar un toque sabroso y ligero a tus platos de carne.

  • Quinoa

La quinoa es un pseudocereal, un grano, muy rico en hidratos de carbono, fibra y minerales. Deberás lavarla y cocinarla a fuego lento en una sartén durante 10 o 15 minutos, añadiéndole agua o caldo.

  • Setas deshidratadas

Las setas deshidratadas son una guarnición ideal para acompañar platos de carne. Conservan las mismas cualidades organolépticas que las setas frescas y, además, tienen un sabor más intenso. Puedes deshidratar setas en casa, utilizando uno de nuestros hornos.

Solamente deberás limpiarlas con un papel de cocina húmedo, cortarlas en láminas finas y hornearlas durante dos horas a una temperatura de entre 80 y 90º, dándoles la vuelta cada 30 minutos. Después habrá que dejarlas enfriar durante una hora aproximadamente, y ya estarán totalmente deshidratadas.

Si no te gustan las setas, puedes deshidratar frutas, verduras, granos… y utilizarlos como guarnición para tus platos. En este artículo de nuestro blog te explicamos cómo deshidratar alimentos.

Guarniciones para pescado

  • Pimientos salteados

Unos pimientos salteados con aceite de oliva virgen extra y sal son una guarnición ideal para cualquier plato de pescado, especialmente para los que están hechos a la plancha. También puedes hacerlos al horno o a la plancha.

  • Pisto de verduras y hortalizas

Es una guarnición ideal para pescado, por su sabor y su ligereza. Recomendamos cortar las verduras y hortalizas en daditos pequeños y saltearlas en la sartén con aceite de oliva virgen extra, vinagre, tomate y hierbas aromáticas al gusto.

  • Arroz blanco con guisantes

El arroz blanco es una guarnición para pescados muy tradicional, especialmente indicada en dietas para perder peso. Si le añades guisantes y lo salteas con unos ajitos tiernos, en una sartén con aceite de oliva, le darás un toque de sabor muy interesante.

  • Cebollas glaseadas

Las cebollas glaseadas suelen utilizarse como guarnición en platos de pescado como la merluza a la plancha o el bacalao, ya que se trata de pescados salados que contrastan con el dulzor de este tipo de cebollas.

Guarniciones de verduras

  • Espárragos empanados

Puedes empanar unos espárragos verdes, freírlos y echarles por encima una suave salsa de, por ejemplo, queso parmesano. Es una guarnición perfecta para acompañar platos de pescado o carne.

  • Chips de remolacha

Es una guarnición de verduras que puede prepararse muy rápidamente. Simplemente hay que cortar la remolacha en tiras muy finas y meter las rodajas en una bandeja del horno, colocadas de forma que no se toquen entre sí. Bastará con hornearlas a 180 grados durante unos 5 minutos, hasta que se deshidraten y queden crujientes.

  • Endibias salteadas

Solamente tendrás que cortar las endibias en cuartos y saltearlas en una sartén con aceite de oliva durante un par de minutos, a fuego medio, hasta que las puntas se doren y la endibia comience a coger color. Puedes añadirle pimienta y frutos secos.

  • Calabaza especiada asada

Otra receta de guarnición fácil de hacer: calabaza asada especiada. Basta con preparar una mezcla de 3 cucharadas de aceite de oliva, y unas cucharadas de cúrcuma, comino, romero, pimentón, tomillo, ajo en polvo y sal marina. Con esa mezcla deberás impregnar cuantos trozos de calabaza desees, y dejarlos macerar durante unas 12 horas. Después, bastará con meter los trozos al horno y cocinarlos a 120 grados durante unos 10 minutos, para obtener una calabaza especiada asada muy sabrosa.

Como ves, las recetas para hacer guarniciones sabrosas no pueden ser más sencillas. ¿Qué guarniciones sueles preparar tú? Cuéntanoslo en un comentario o en nuestras redes sociales con #cocinaconBosch, ¡estaremos encantados de conocer tus trucos para hacer guarniciones originales!

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.