El lavavajillas es un gran aliado en la cocina. Lo utilizamos cuando estamos todos en casa, después de una cena con amigos o incluso aunque vivamos solos. Y es que, no solo nos permite manchar todo lo que necesitamos y tenerlo todo limpio y seco al cabo de unos minutos. Además, es el verdadero artífice de que nuestra vajilla alcance la higiene total.

Sin embargo, a pesar de todo el amor que le procesamos, conocemos poco este electrodoméstico. Por ejemplo, ¿sabías que cuenta con diferentes funciones? ¿Sabrías decir para qué sirve cada una de ellas? Y, ¿tienes claro qué puedes y qué no puedes lavar en él? No te preocupes. Hoy te descubrimos a tu lavavajillas y por qué es tu mejor aliado de limpieza.

La importancia del lavavajillas para mantener la higiene

Hace tiempo que ya no existe el debate sobre el gasto de agua que se produce al fregar los platos a mano o en el lavavajillas. Y es que, mientras un lavavajillas utiliza una media de 10 litros de agua por lavado, lavar la misma cantidad de platos a mano supondría gastar muchos litros más. Además de ahorrar agua, el uso del lavavajillas también contribuye a mejorar la higiene en el hogar. Al lavar con agua muy caliente, desinfecta la vajilla además de evitar la proliferación de bacterias y gérmenes.

Los programas de tu lavavajillas

Igual que la lavadora y la secadora cuentan con diferentes programas de lavados especialmente diseñados para cada tipo de tejido, tu lavavajillas dispone de diferentes programas, en función de qué introduces en cada ciclo. Entre ellos, destacan los automáticos. Estos adaptan la cantidad, la presión y la temperatura del agua a la cantidad de vajilla introducida y al grado de suciedad que esta tenga.

Existen tres tipos de programas automáticos:

  • Auto: con agua a temperatura entre 45 y 65 ºC
  • Auto delicado: perfecto para dejar vasos y copas limpios. La temperatura del agua se encuentra entre 35 y 45 ºC.
  • Auto intensivo: ideal para lavar vajilla que requiera un lavado en profundidad, como ollas o cazuelas. La temperatura del agua se encuentra entre 65 y 75ºC.

Con estos programas automáticos de tu lavavajillas, conseguirás resultados siempre perfectos con el mínimo consumo.

Programas eco

Si tu lavavajillas cuenta con programa eco, estás de enhorabuena. Este tipo de programas lavan a temperatura constante, sin adaptarse a la cantidad de vajilla o al grado de suciedad de la misma. Con ello se consigue que el consumo de agua y electricidad sea el mínimo posible. Si habitualmente utilizas este tipo de programas, te recomendamos que de vez en cuando actives un programa de mayor temperatura, con el fin de conseguir un extra de higiene.

Programa rápido

¿Tienes prisa? ¿Los invitados llegan en unos minutos y necesitas limpiar tu vajilla? ¡No hay problema! Pon en marcha el programa rápido y tendrás tu vajilla lista en solo 30 minutos. Este programa rápido está recomendado para vajilla con poca suciedad. Si lo vas a utilizar, recuerda que estos programas rápidos consumen más agua y más energía que los programas eco o los programas automáticos.

Si te preocupa la rapidez de la limpieza, también tienes otra alternativa. Los lavavajillas Bosch cuentan con la función VarioSpeed, que puedes aplicar a todos los programas, salvo prelavado y rápido. Gracias a esta función conseguirás tener tu vajilla limpia hasta 3 veces más rápido.

 

Todavía tienes más opciones

Si crees que ya hemos hablado de todas las opciones con las que cuenta tu lavavajillas estás equivocado. Además de todos los programas que ya hemos comentado, también puedes activar la opción de Prelavado. Se trata de un programa con un aclarado corto que te será muy útil si has llenado poco el lavavajillas. También puedes utilizarlo para evitar que se acumulen malos olores en el lavavajillas, hasta que llegue el momento de poner el próximo lavado.

Además, si tienes un lavavajillas de Bosch, también puedes aplicar la opción de media carga a todos los programas, excepto prelavado y rápido. Para utilizarlo, llena el lavavajillas hasta la mitad, colocando la vajilla donde quieras. Este programa consume un 10% menos de energía y un 20 % menos de agua.

Ahora que ya lo sabes todo sobre los programas de tu lavavajillas, te preguntarás qué puedes y qué no puedes lavar en el lavavajillas. Pues bien, tenemos una buena noticia. Platos, vasos, recipientes de plástico, copas delicadas… ¡Tu lavavajillas puede con todo! No te pierdas este post en el que te explicamos las recomendaciones para lavar cada pieza de tu vajilla. 

¿Te has quedado con alguna duda? Déjanos un comentario y resolveremos todas tus preguntas. Ahora, como siempre, seguimos contigo.

 

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.